EFEGuatemala

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, desaconsejó este martes el uso de la cloroquina para tratar pacientes con el coronavirus SARS-CoV-2, pues aseguró que se trata de "una medicina altamente tóxica para el hígado".

El mandatario, médico y cirujano retirado de 63 años dijo sin mencionar nombres que "un presidente de un país sale diciendo que la cloroquina es la maravilla para esto y aquí en Guatemala todo mundo sale a comprar cloroquina. ¿Y saben qué se están haciendo?, destruyéndose el hígado", esgrimió.

En una visita a una universidad privada de la orden jesuita para recibir un donativo de caretas con protección de acetato para médicos que atienden pacientes con la enfermedad del COVID-19, el mandatario guatemalteco, que asumió el cargo el 14 de enero pasado, lamentó que las ventas de cloroquina se hubieran "disparado en Guatemala".

Giammattei advirtió que "a mucha gente no le va a dar COVID-19, pero sí se van a morir de un coma hepático por estar tomando una medicina que es altamente tóxica para el hígado y no indicada".

El gobernante pidió a la población escuchar a las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y al Gobierno, pues "por algo estamos. No puede ser que salga alguien y que diga 'hay que comprar cloroquina' y todo mundo se va a tomarla, porque entonces, ¿en qué estamos, pues?".

POLÉMICA EN EL EXTRANJERO

El pasado domingo, en una comparecencia ante los medios de comunicación, el presidente estadounidense, Donald Trump, expuso que la hidroxycloroquina es “genial” y “poderosa” y que “existen indicios de que funciona, indicios muy importantes”, aunque no citó ninguna evidencia ni ningún estudio científico que apoyen esas afirmaciones.

La aprobación de Trump de dicho medicamento ha generado una discusión entre la Casa Blanca y el equipo de respuesta a la pandemia encabezado por el director del Instituto de Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, quien ya ha reiterado a los medios que no existen datos concluyentes de que dicho medicamento sea efectivo contra el coronavirus.

Algunos países como México realizan ensayos actualmente con la cloroquina para determinar si el fármaco diseñado contra la malaria es exitoso también contra el coronavirus SARS-CoV-2.

El mandatario guatemalteco criticó además este martes algunas proyecciones matemáticas que ha visto en Facebook que advierten sobre más de 50.000 muertos en el país producto del coronavirus, un cálculo que calificó de "agorero" y "la cosa más ridícula del mundo", pues "la enfermedad tiene 74 días de haber aparecido en el mundo", afirmó.

Giammattei agregó que tampoco masificarán las pruebas, como lo ha repetido durante el transcurso de la última semana, pero detalló que en tres días como máximo llegarán al país 15.000 pruebas más producto de donativos, y anunció que espera contar con un resguardo de 25.000 pruebas para la fase más crítica de la pandemia en el país centroamericano.

El país ha realizado hasta el momento alrededor de 1.200 pruebas para detectar el virus y ayer recibió 28.500 tests donados.

Guatemala ha contabilizado 77 personas contagiadas por el coronavirus hasta este martes, luego de que en las últimas 24 horas se sumaran siete casos positivos más a la cuenta, que contempla tres fallecidos y al menos 15 personas "recuperadas" de la infección.