EFEMéxico

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la detención este domingo del líder del poderoso Cártel Santa Rosa de Lima, José Antonio Yépez Ortiz "El Marro", es un hecho "muy importante" y aseguró que su Gobierno no protegerá a ningún grupo del crimen organizado.

"La Secretaría de la Defensa Nacional con el apoyo del Gobierno del estado lograron esta detención que es importante, muy importante", expresó el mandatario en un mensaje en vídeo en el Palacio Nacional de México difundido a través de redes sociales.

López Obrador, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), explicó que fue informado alrededor de las 6.00 horas (11.00 GMT) de la detención del Marro, quien convirtió a Guanajuato "en el estado más violento del país", dijo.

El mandatario recordó que esta región del centro del país concentra el 15 % de los asesinatos y culpó este nivel de violencia a "las complicidades y las componendas con las autoridades municipales y estatales" del crimen organizado.

"Se ha acabado aquello de que se engaña persiguiendo a una banda y protegiendo a otra, la ley debe aplicarse de forma pareja", reivindicó el mandatario, quien ligó el crecimiento de los cárteles a la corrupción de administraciones anteriores.

Recordó que el exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, que ejerció durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), se encuentra preso en Estados Unidos desde diciembre por presuntamente hacer negocios con el Cártel de Sinaloa.

Esta misma semana, una corte federal de Nueva York acusó también a dos exaltos oficiales de seguridad pública del país, Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, que trabajaron con García Luna.

López Obrador subrayó que ambos "fueron premiados por el Gobierno de Calderón como los dos mejores policías de México".

"Se simulaba que se combatía el narcotráfico pero solo a los que no tenían acuerdo con el Gobierno y se cometieron muchas atrocidades", aseveró López Obrador.

El Marro fue arrestado esta madrugada junto a ocho colaboradores en dos domicilios del municipio Santa Cruz de Juventino Rosas (Guanajuato) en un operativo conjunto de fuerzas federales y estatales en el que se liberó a una mujer que tenían secuestrada.

El Gobierno de López Obrador buscaba a El Marro desde hacía más de un año por su red de extorsión, secuestro, narcotráfico y, sobre todo, robo de gasolinas de los oleoductos de Pemex que cruzan el centro del país.

A finales de junio, el Marro difundió un vídeo en el que, entre sollozos, prometió venganza contra el Gobierno por el arresto de una treintena de miembros de su organización, entre ellos su madre.

Poco después, el Cártel Santa Rosa de Lima perpetuó un ataque contra un centro de rehabilitación de Irapuato, en Guanajuato, donde mataron a 27 pacientes.

La captura este domingo de El Marro abre la incógnita de si se logrará reducir la violencia del estado de Guanajuato.

El Cártel Santa Rosa de Lima mantiene desde el 2018 una sangrienta guerra con el Cártel Jalisco Nueva Generación por el control del territorio.

Producto de esta disputa, Guanajuato se convirtió en el estado con más asesinatos de México, con 2.293 crímenes en el primer semestre de este año.