EFEAsunción

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, cumplirá aislamiento preventivo hasta el martes al haber tenido contacto con el vicepresidente, Hugo Velázquez, que dio positivo a la prueba de la covid-19.

La Presidencia anunció este domingo que el mandatario posterga todas las actividades de su agenda oficial hasta retomarla el miércoles y "sujeto al resultado negativo del hisopado al cual será sometido".

Abdo Benítez cumple el aislamiento en la residencia presidencial, en el centro de Asunción, añadió la fuente.

Velázquez, al igual que Abdo Benítez del conservador Partido Colorado, se encuentra en aislamiento tras anunciarse este sábado que había contraído el coronavirus.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, recomendó ese día, al hacer el anuncio, que se sometan al test en el caso de presentar síntomas "las personas que hayan tenido contacto con el vicepresidente desde el pasado martes".

El de Velázquez no es el primer caso de coronavirus en el Gobierno, que ya afectó antes al ministro del Interior, Euclides Acevedo, y también a dos miembros del Gabinete Militar del presidente del país, Mario Abdo Benítez.

El coronavirus ha dejado hasta la fecha en Paraguay un total de 2.495 fallecidos y 121.648 casos positivos, tras el registro de anoche del Ministerio de Salud, con 16 nuevas muertes y 859 contagios.

El epicentro de la pandemia está en Central, el departamento más poblado, y en Asunción y su cinturón metropolitano.

En esas zonas se está registrando una media del millar de casos diarios que preocupa a las autoridades, en alerta además ante las limitaciones del sistema sanitario, que se encuentra desbordado y derivando pacientes al sector privado.

El país está a la espera de recibir las primeras vacunas del mecanismo global Covax, cuya primera partida se prevé para mayo o junio próximo.

A la vez el Gobierno negocia con empresas privadas.

Y esta semana el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR) anunció que el Ministerio de Salud de Paraguay ha registrado la vacuna rusa anticovid Sputnik V, lo que en principio la posiciona como una de las primeras a ser empleada en el país sudamericano.