EFELima

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, sigue a la expectativa de que el Congreso debata su propuesta de adelanto de elecciones generales, a pesar de que la mayoría fujimorista se niega a esa opción, manifestó este lunes un grupo de parlamentarios de distintas bancadas que apoyan al mandatario.

Vizcarra se reunió este lunes en Palacio de Gobierno con cinco bancadas minoritarias del Parlamento que respaldan su propuesta de adelanto de elecciones al 2020, un año antes del término del actual mandato, para poner fin a la crisis política que lo mantiene en un permanente enfrentamiento con el Legislativo.

El proyecto del mandatario peruano busca que el Legislativo apruebe este mes el adelanto de comicios para que pueda ser ratificado en diciembre próximo en un referéndum, y que el proceso electoral se realice en abril del 2020.

El legislador del izquierdista Frente Amplio, Marco Arana, declaró a la prensa que "la propuesta del premier (Salvador del Solar) y del presidente es esperar a ver qué va a suceder y llegar a algún tipo de acuerdo con las bancadas".

Sin embargo, Arana agregó que hay un intento de la comisión de Constitución, presidida por la fujimorista Rosa Bartra, de dilatar el debate porque la alianza Fuerza Popular no quiere una renovación de la clase política en Perú.

El parlamentario afirmó que se está agotando el tiempo para que la propuesta de Vizcarra sea debatida y votada en el pleno, y, en tal sentido, recordó que la cuestión de confianza es una alternativa.

En el caso de que el gobierno de Vizcarra presente una cuestión de confianza al Congreso, para que apoye su propuesta, y ésta no sea aceptada, el jefe de Estado estaría facultado a cerrar el Parlamento porque sería la tercera ocasión consecutiva en ser negada.

A su vez, la legisladora izquierdista de Nuevo Perú, Indira Huilca, afirmó que "cada vez es más evidente que en el Congreso lo que hay no es un ánimo de debatir, sino de esperar por ejemplo esta consulta a la Comisión de Venecia, de hacer todo lo posible para que no se llegue a los plazos".

El titular del Congreso, Pedro Olaechea, presentó una consulta a la Comisión de Venecia, como se conoce a la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho, para esclarecer si era posible hacer un adelanto de comicios, tal como lo planteó Vizcarra, y ese grupo le respondió que hará una visita al Perú en las próximas semanas.

Huilca coincidió con Arana en que "las opciones (constitucionales) están puestas sobre la mesa", en referencia a la cuestión de confianza o la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

Por su parte, el parlamentario oficialista Clemente Flores, de Peruanos por el Kambio, sostuvo que la mayoría en el Congreso está buscando "bajo las piedras" para justificar una destitución de Vizcarra, mientras que el legislador Gino Costa, de la Bancada Liberal, dijo que el adelanto de elecciones busca "oxigenar" el sistema político.

"La idea es que nos vayamos todos, no es una medida contra el Congreso, es una medida para oxigenar el sistema, revitalizarlo con una nueva elección, con un nuevo presidente y un nuevo Congreso", expresó Costa.

El parlamentario agregó que "tener dos años más de la actual situación de confrontación política sería muy peligroso para la democracia".

Para ahondar el clima de enfrentamiento político, el expresidente del Congreso y ex militante del fujimorismo, Daniel Salaverry, declaró en una entrevista que la lideresa de Fuerza Popular Keiko Fujimori le dijo el año pasado que se prepare a convocar a elecciones, al revelar una presunta intención de destituir a Vizcarra, al poco de tiempo de suceder en el cargo a Pedro Pablo Kuczynski.

Salaverry, suspendido por 120 días del Parlamento, señaló que el fujimorismo maneja un "doble discurso" y que todas las decisiones son autorizadas por Keiko Fujimori, actualmente en prisión preventiva por una investigación debido a los supuestos aportes de la empresa brasileña Odebrecht a sus campañas de 2011 y 2016.