EFELima

El mandatario de Perú, Francisco Sagasti, afirmó este jueves que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) debe resolver "con equidad y justicia" los pedidos de impugnación de actas electorales que se han presentado tras la segunda vuelta presidencial que se celebró el pasado 6 de junio.

"Le toca al Jurado Nacional de Elecciones con tranquilidad, con rigor, y con equidad y justicia, hacer un examen de los pedidos que se han presentado para revisar algunas de las actas, y ver si se aprueban o no se aprueban, se consideran válidas o no", sostuvo.

En ese sentido, Sagasti reiteró un llamado a "mantener la calma, la tranquilidad, la ecuanimidad" en su país y "a esperar los resultados oficiales que deben salir, ahora que terminó la ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales) todo su proceso de escrutinio".

"Por favor esperen los resultados, no hagamos llamados que escalen la tensión y posiblemente lleguen a la violencia, creo que es una responsabilidad de todas los ciudadanos y en particular los partidarios de los dos contendores, en esta última etapa de nuestro proceso electoral, y de los líderes mantener la calma y llamar a la tranquilidad", concluyó.

La ONPE informó esta semana que el candidato izquierdista Pedro Castillo se impuso con el 50,125 % de los votos a la derechista Keiko Fujimori, que obtuvo el 49,875 %, al concluir el 100 % de actas contabilizadas de la segunda vuelta presidencial.

Con la totalidad de actas de votación contabilizadas, Castillo obtuvo 8.835.579 de votos, 44.058 más que Fujimori, que recibió el respaldo de 8.791.521 electores.

A pesar de la finalización del cómputo, aún no se puede proclamar al ganador, debido a que el partido fujimorista Fuerza Popular ha pedido la anulación de cientos de actas de votación por presuntas irregularidades que considera parte de un "fraude en mesa".

Al respecto, el JNE ha señalado que solo proclamará los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales cuando haya resuelto todas las actas observadas y los pedidos de nulidad presentados tras el proceso.