EFEBuenos Aires

La Justicia argentina elevó a juicio oral la causa contra, entre otros, el exministro Julio de Vido, quien ocupó la cartera de Planificación durante el kirchnerismo (2003-2015), por presunto desvío de los fondos destinados a una mina de carbón en la sureña provincia de Santa Cruz.

Según el fallo judicial difundido este lunes por medios locales, en la causa se investiga "una maniobra defraudatoria, cuya perpetración se sitúa entre el 14 de enero de 2008 y el 26 de enero de 2016, que consistió en la ilegítima obtención de fondos provenientes del Estado Nacional (...), y su manejo a través de la Facultad Regional Santa Cruz (FRSC) de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y de la Fundación Facultad Regional Santa Cruz".

El perjuicio a las arcas del Estado Nacional asciende, "en principio y cuanto menos, a la suma de 176.074.000 (unos 3.100.000 dólares)", que se corresponde a "gastos administrativos" según aparece en los convenios que investiga el sumario.

El inicio de la presunta maniobra de desvío de fondos se produjo en enero de 2018 con la suscripción del Convenio Marco de Cooperación y Asistencia Técnica entre la UTN y la estatal Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF) para la prestación de cursos de capacitación.

De Vido está arrestado desde finales de 2017 por varias causas vinculadas a diferentes casos de corrupción, entre las que se encuentra el presunto pago de sobreprecios en la compra de gas licuado.

El exministro está también vinculado a la mediática causa de los cuadernos, en la que se investiga una presunta red de sobornos con cifras millonarias durante los mandatos kirchneristas y que saltó a la fama en 2018 por la información supuestamente contenida en cuadernos, fotografías y filmaciones efectuadas por Oscar Centeno, chófer de De Vido.

Su nombre también estuvo relacionado en un caso por los presuntos sobornos pagados en Argentina por la constructora brasileña Odebrecht, aunque el pasado agosto un tribunal decidió anular los procesamientos a De Vido y otros exfuncionarios kirchneristas.