EFELa Paz

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este sábado que iniciará en mayo en la zona central del trópico de Cochabamba, su bastión político y sindical, su campaña con miras a las próximas elecciones generales en las que aspirará a un cuarto mando hasta 2025.

La campaña oficialista comenzará formalmente el próximo 18 de mayo con una "gran concentración" en la pista del aeropuerto de Chimoré, en el trópico de Cochabamba, dijo Morales durante un acto en la localidad cochabambina de Entre Ríos.

El gobernante indicó que esta decisión fue acordada en una reunión de las seis federaciones de productores de hojas de coca del trópico de Cochabamba, entidad a la que aún lidera.

Morales aseguró sentirse "con fuerza todavía y con energía" para seguir gobernando el país, por lo que aceptó volver a postular en los comicios que se espera se realicen en octubre próximo.

"Estoy preparado y dispuesto con todo para servir al pueblo boliviano por cinco años más, mucho dependerá del voto del pueblo boliviano", manifestó.

El mandatario reiteró que si resulta reelegido, será su "despedida" como gobernante, por lo que ratificó su deseo de ganar los comicios con 70 por ciento de la votación.

"Sería algo histórico y está en manos del pueblo boliviano", insistió Morales y expresó su confianza sobre todo en los pobladores del trópico de Cochabamba, con quienes aprendió "a luchar, a trabajar, a liberarnos".

Evo Morales, el presidente con más tiempo en el poder en la historia de Bolivia, encabeza la candidatura del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), frente a otras ocho de opositores.

La candidatura de Morales para un cuarto mandato es considerada ilegal por la oposición, que denuncia que incumple la Constitución del país, que limita a dos seguidos los periodos presidenciales, y el resultado de un referéndum en 2016 que negó al presidente la posibilidad de volver a presentarse.

El Tribunal Constitucional de Bolivia reconoció en 2017 el derecho a la reelección indefinida y en 2018 el órgano electoral habilitó la candidatura en base en este fallo.

El Constitucional ya autorizó en 2014 para un tercer periodo a Morales, en el poder desde 2006, al entender que su primer mandato no contaba porque el país se refundó en 2009 de República a Estado Plurinacional.