EFELa Paz

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó a la oposición a instalar una mesa de diálogo en busca de la pacificación del país, tras la sublevación de la Policía boliviana que ha desatado la peor crisis en sus más de trece años en el poder.

En una comparecencia en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, Morales convocó al diálogo a los partidos que lograron representación parlamentaria en las elecciones del 20 de octubre, que la oposición y comités cívicos denuncian que fueron fraudulentas y han motivado las movilizaciones a favor y contra el presidente.