EFEGuatemala

El aspirante de centroderecha Alejandro Giammattei, candidato a la Presidencia de Guatemala, advirtió este domingo de que si tratan de "robar" las elecciones del próximo 11 de agosto el pueblo no lo va a permitir.

Durante un mitin celebrado en una colonia popular de la zona 18 de la capital al que llegó en un helicóptero amarillo y rojo, el exdirector del Sistema Penitenciario dijo que el Tribunal Supremo Electoral tiene que "respetar el voto" de esta segunda vuelta presidencial y que si no va a "enfrentarse a un pueblo que no va a aceptar más chanchullos".

Entre vítores y gritos de centenares de simpatizantes, Giammattei indicó a los asistentes que el próximo 11 de agosto, cuando se mida en segunda vuelta por la Presidencia con la socialdemócrata Sandra Torres, habrá en la papeleta dos imágenes: la suya, de un hombre que apuesta por la "innovación y el desarrollo", y la de la exprimera dama, que es la foto de la "corrupción".

El aspirante del partido Vamos, que dijo que según sus encuestas va 12 puntos por encima de su rival, del partido de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), invitó a todos los guatemaltecos a acudir "multitudinariamente" a las urnas y "tomar una decisión" por el bien del país.

"Si se tratan de robar las elecciones se van a topar con un pueblo que no se va a dejar huevear" (robar), proclamó, y empezó a enumerar las principales acciones de su gobierno ante la mirada de los asistentes, que incluso se subieron a los tejados de las viviendas aledañas para poder observarlo.

Giammattei, que volvió a recordar que si gana eliminará la Secretaría de Asuntos Administrativos de la Presidencia -que presta seguridad al jefe de Estado y al vicepresidente, entre otros- indicó que sus prioridades serán el empleo, eliminar "la maldita corrupción", un Gobierno que inspire "confianza y credibilidad para que la inversión fluya", la infancia, la calidad educativa, los ancianos y las personas con alguna diversidad funcional.

Mientras enumeraba sus principales acciones, un grupo de tres mujeres se acercó por un lado y le increpó: "Ojalá lo cumpla. Se lo voy a recordar".

El candidato a la primera magistratura del país, que compite por la Presidencia por cuarta vez en 20 años y que quedó por detrás de Torres en la primera vuelta del 16 de junio, volvió a insistir en su discurso más populista y aseguró que no tiene guardaespaldas ni armas, aunque un grupo de hombres siempre lo rodea.

Y dijo que no los necesita porque confía "en la gente" y también en Dios, su mayor protección, pero prometió a todos los asistentes "recuperar las calles" y quitárselas al crimen organizado para acabar con los grandes índices de violencia que siguen dándose en el país.

Para finalizar este mitin, uno de los muchos que desarrolló este domingo en diferentes partes del país, los asistentes empezaron a ondear globos del partido -azules, blancos y rojos- y banderas con los sonidos de unos fuegos artificiales de fondo.

En la primera vuelta electoral, realizada el pasado 16 de junio, resultó ganadora la exprimera dama Sandra Torres, con 1.112.939 votos; mientras que el exdirector del Sistema Penitenciario Alejandro Giammattei, alcanzó 608.083 votos.