EFEQuito

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, dijo hoy, durante una fugaz visita a Quito, que en la próxima cumbre que organiza su institución le gustaría ver a los líderes de "todos los países miembros".

"Yo siempre he creído que todos los países miembros de una organización tienen que participar en las actividades de la organización", dijo la secretaria general al término de una reunión con el presidente Lenín Moreno en el Palacio de Carondelet.

Consultada por Efe por la postura de Perú respecto a Venezuela de cara a la Cumbre de las Américas, que se celebra en Lima los próximos viernes y sábado, Grynspan declinó "valorar" esa decisión en particular, pero recordó que "en nuestro caso siempre hemos contado con alguna presencia del Gobierno venezolano".

El pasado febrero Perú retiró la invitación al presidente Nicolás Maduro para participar en la Cumbre de Lima, alegando una alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático en Venezuela.

Hoy, apelando a las formas diplomáticas al asegurar que "yo voy a esa cumbre como observadora, no voy a hablar por otra organización", Grynspan consideró que debería ser el mismo el foro el que decida la participación de uno de sus miembros.

Pero respondió a Efe que "si fuera la Cumbre Iberoamericana a mí me gustaría ver a todos los líderes de la región".

La secretaria general hizo hoy una visita a Quito para invitar a Ecuador a la Cumbre Iberoamericana, que tendrá lugar en Guatemala el próximo noviembre.

"Esta es la primera visita oficial que hacemos a Ecuador, estuvimos aquí para la toma de posesión (en mayo de 2017) pero no habíamos tenido la ocasión de hablar de todos los programas iberoamericanos que tenemos con Ecuador", explicó a Efe.

En esta ocasión, en una visita de menos de 24 horas, ha mantenido un desayuno de trabajo con varios ministros ecuatorianos, se ha reunido con la canciller María Fernanda Espinosa, con la primera dama Rocío González de Moreno, y después ha participado en el tradicional cambio de guardia en el palacio de Carondelet con el presidente.

A continuación ha tenido una reunión en privado con Moreno en el que le ha extendido una invitación para participar en la XXVI Cumbre Iberoamericana.

"Habrá una agenda muy importante dirigida a los objetivos de desarrollo sostenible y la Agenda de 2030 que aprobaron todos los presidentes, así que esta es una cumbre con miras al futuro, con miras a 2030, para poder tener una Iberoamérica más prospera, más inclusiva y más sostenible", sentenció.

Consultada sobre la temática de la Cumbre de las Américas, la lucha contra la corrupción, se manifestó "optimista" de la situación de América Latina a pesar de los escándalos que la han sacudido a raíz del caso Odebrecht.

"Realmente creo que América Latina (...) ha dado un salto enorme en los últimos 20 años. Esta no es la misma América Latina de antes, esta es una América Latina con una ciudadanía mucho más exigente, con una clase media, mucho más empoderada, y por lo tanto menos tolerante a la desigualdad y a la corrupción", afirmó.

Y consideró que "lo que pasa es que probablemente nos estamos encontrando en este momento con un desencuentro entre la institucionalidad que hemos construido y la demanda de la población".

Matizó que los escándalos están saliendo a la luz precisamente por esos avances, porque "creo que hemos construido sistemas judiciales más independientes en la región y a eso tenemos que darle la bienvenida".

"Ahora tenemos que estar preparados para la transparencia, porque en el pasado nada hubiera salido a las luz, nada se hubiera sabido", aseguró.

E insistió en que "la ciudadanía no hubiera exigido una rendición de cuentas para ello, entonces tenemos que estar preparados para que la independencia de poderes, para que la fortaleza de ciertas instituciones que hemos construido en democracia, a veces nos den esos resultados que son dolorosos".

Tras un almuerzo de trabajo con los embajadores iberoamericanos en la capital, Quito, Grynspan abandonó esta tarde Ecuador con destino a Brasil, y de allí se dirigirá a Lima para participar en la Cumbre de las Américas.