EFEMéxico

El autoproclamado presidente venezolano Juan Guaidó hizo un llamado a México a "que se solidarice con el pueblo venezolano" y expresó su esperanza de que este país "se pueda sumar a las voces que piden un cambio de democracia y libertad en Venezuela", en una entrevista publicada este lunes por el diario mexicano El Universal.

El político aseveró que en el país latinoamericano "se ha quebrantado en lo absoluto el Estado de derecho", con presos políticos, migración masiva, superinflación, pobreza por encima de 83 % y "una gran crisis política que luego se convirtió en social y humana".

Guaidó aseguró que México es "una nación hermana de Venezuela que también ha hablado de la lucha contra la corrupción" y avisó al Gobierno mexicano de que "negar la crisis (en Venezuela) no es opción".

"Le hago un llamado a todo México que se solidarice con el pueblo venezolano, y espero que se pueda sumar a las voces que piden un cambio de democracia y libertad en Venezuela", dijo el legislador.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este lunes que México mantendrá su principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos en la crisis con Venezuela.

"Nuestra postura es la misma, es lo que establece nuestra Constitución. No nos vamos a mover de ahí", dijo el líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en su rueda de prensa matutina.

En la entrevista, Guaidó explicó que como presidente de la Asamblea Nacional, y con el respaldo de la Constitución, se proclamó presidente interino "con la visión clara de lograr elecciones libres, realmente libres -y no como las del pasado 20 de mayo que fueron una farsa-, sin presos políticos, con garantías, con equilibrio comunicacional".

Además, aseveró que "no puede haber diálogo" con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien tachó de "usurpador" y de haber instaurado una "dictadura" en el país latinoamericano.

"No creo que un dictador acepte elecciones libres; eso no sucede en ninguna dictadura, en un sistema autoritario", sostuvo Guaidó, quien se mostró esperanzado de que "Venezuela está en el inicio del cambio, de prosperidad, con futuro, mientras que la dictadura está en el ocaso".

Guaidó señaló que a "Maduro no está en la Constitución" venezolana, porque, según dijo, no es "una autoridad electa", y pidió a las Fuerzas Armadas que "ayuden a restituir el orden constitucional".

El político explicó que, si asume el poder en Venezuela, lo primero que hará será solicitar la ayuda humanitaria "porque la gente se está muriendo de hambre" y faltan medicinas.

Además, prometió "la liberación de presos, la estabilización del país, rescatar la parte productiva nacional y rescatar y reconstruir la institucionalidad de Venezuela".

Sobre el futuro de Maduro, dijo que hay "muchos elementos y ya llegaremos a esa decisión", basándose en otros "procesos de transición en el mundo".