</p><p>

Montevideo, 8 abr (EFE).- El político José Bayardi asumió este lunes como ministro de Defensa Nacional tras la renuncia de Jorge Menéndez a raíz de la filtración de las confesiones de delito del exmilitar uruguayo José Gavazzo durante la dictadura cívico-militar (1973-1985), que habían sido omitidas por las autoridades.

No es la primera vez que Bayardi asume una cartera, ya que entre 2008 y 2009 fue ministro de Defensa y entre 2013 y 2015 de Trabajo.

Asimismo, el senador Andrés Berterreche asumió como viceministro, durante el acto que se realizó en la Torre Ejecutiva y que contó con la presencia del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, y la vicepresidenta, Lucía Topolansky.

La salida de Menéndez del ministerio se dio después de que el medio El Observador publicara el pasado 30 de marzo actas del Tribunal de Honor del Ejército uruguayo en la que había documentos que incluían una confesión de Gavazzo admitiendo haber cometido delitos durante la dictadura.

Los escritos detallaban que Gavazzo arrojó en 1973 el cadáver del guerrillero tupamaro Roberto Gomensoro al río Negro (centro) para hacerlo desaparecer.

Pese a estas declaraciones, el Tribunal de Honor decidió no pasar estas confesiones a la Justicia.

Asimismo, el medio señaló que el exmilitar Jorge Silveira declaró que Gavazzo fue responsable de la muerte de Gomensoro y de la desaparición de María Claudia García de Gelman.

Por no informar sobre la confesión del exmilitar, el Gobierno de Uruguay destituyó al recién nombrado jefe del Ejército, José González, y al jefe del Estado Mayor de la Defensa, Alfredo Erramún.

Además, Vázquez pidió la aprobación de la Cámara de Senadores para promover el pase de retiro obligatorio a los generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaverry y Gustavo Fajardo.

Todos los militares destituidos integraban el Tribunal de Honor del Ejército Uruguayo.

Este lunes también asumirá su cargo el nuevo comandante en jefe del Ejército uruguayo, Claudio Feola.