EFELima

La Corte Suprema de Perú aprobó este miércoles solicitar a España que se amplíe el proceso de extradición del exjuez supremo peruano César Hinostroza por la presunta comisión del delito contra la administración pública-cohecho pasivo específico.

La decisión fue tomada por la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema tras analizar un pedido de la Primera Fiscalía Suprema Especializada en Delitos contra Funcionarios Públicos, a cargo del fiscal supremo Jesús Fernández, informó el Ministerio Público.

En ese sentido, la resolución dispuso que se remita el cuaderno de extradición al Ministerio de Justicia, por intermedio de la presidencia de la Corte Suprema y con conocimiento de la Fiscalía.

El Ministerio Público recordó que Hinostroza, quien permanece en España desde 2018, está siendo investigado por el equipo especial que investiga el caso conocido como "Los cuellos blancos", por la presunta comisión del delito de cohecho pasivo específico y tráfico de influencias.

"Los cuellos blancos" fue una presunta red de corrupción en el seno de la judicatura peruana que involucró a jueces, fiscales, empresarios y políticos en un complejo entramado de compra y venta de favores.

En el caso específico por el que se pedirá la ampliación de la extradición, se le atribuye haber nombrado a una jueza para que se encargue de un proceso relacionado con la administración de un hotel de Lima "a cambio de beneficios y ventajas", de acuerdo con lo que indicó la Fiscalía.

El pasado 16 de septiembre, la Audiencia Nacional española rechazó conceder el asilo a Hinostroza, cuya extradición a Perú, aprobada por esta corte española, quedó paralizada mientras se resolvía su petición de asilo por persecución política.

Los magistrados españoles descartaron "que se haya acreditado la existencia de persecución política frente al recurrente", o "que exista un móvil político oculto tras la iniciación de causas penales".

El Congreso de Perú aprobó el 12 de febrero pasado una acusación constitucional contra Hinostroza por presunta organización criminal, un ilícito que no ha sido incluido en la aprobación de su extradición desde España.

Al exjuez también se le imputó la presunta comisión de los delitos de patrocinio ilegal, cohecho pasivo específico, cohecho activo específico y tráfico de influencias.

Tras su destitución e inhabilitación en octubre de 2018, Hinostroza huyó a España, donde fue detenido en virtud de una orden internacional emitida por las autoridades peruanas y la Audiencia Nacional española lo envió a prisión, si bien más tarde la Sala de lo Penal acordó su libertad mientras se estudiaba su entrega.

En julio de 2020, el Consejo de Ministros de España aprobó su extradición por hechos constitutivos de posibles delitos de tráfico de influencias, pero no por el de organización criminal, que solicitaba la Justicia peruana.

En este sentido, la Audiencia Nacional argumentó el rechazo de pertenencia a una organización criminal por el hecho de que las personas que supuestamente formaban parte de ella no habían sido acusadas por el Parlamento peruano.