EFESantiago de Chile

La convención que redactó la nueva Constitución de Chile finalizó su labor esta semana con una baja aprobación ciudadana, según apuntaron recientemente varios sondeos, el último publicado este mismo martes por la encuestadora Criteria.

La consultora indicó que un 57 % de la población desaprueba el trabajo de la convención, que el lunes tras un año de trabajo concluyó la redacción de una nueva carta magna que se someterá a un plebiscito obligatorio el próximo 4 de septiembre.

La misma encuesta señala que solo un 28 % está satisfecho con la labor del órgano, "una baja aprobación, pero claramente superior a la de otras instituciones de representación popular como la Cámara y el Senado", indicó el informe.

Cifra similares arrojó el lunes el sondeo Cadem, que señaló que el 58 % confiaba "poco o nada" en la convención, o el sondeo MORI, de la plataforma Latinobarómetro, publicado la semana pasada.

Según esta última encuesta, el 22 % señaló que la convención había hecho "bien" su trabajo, el 32 % dijo que "mal", el 35 % "regular" y el 11 % no sabía.

La convención, que fue elegida en las urnas en mayo de 2021, es la primera paritaria del mundo y la única de la historia de Chile con representación de pueblos indígenas y de tendencia progresista con un gran número de independientes.

Aunque arrancó entre altas expectativas, el órgano ha ido perdiendo adherentes por los roces internos y varios escándalos que salpicaron a una lista de constituyentes independientes ligados a las protestas sociales de 2019.

DE CARA AL PLEBISCITO FINAL

El proceso arrancó en octubre de 2020, cuando casi el 80 % de la población votó a favor de un cambio constitucional en un histórico plebiscito.

El punto final se pondrá el próximo 4 de septiembre con otro referéndum que determinará si Chile se queda con la nueva carta magna o si mantiene la actual, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y reformada cientos de veces en democracia.

Pese a que la opción de aprobar el texto fue durante meses la mayoritaria, en los últimos meses varios sondeos muestran una mayor preferencia por rechazar el texto.

Según Criteria, el 48 % votaría "rechazo", frente al 31 % "apruebo", y el 22 % todavía no ha decidido. Cadem fue todavía menos optimista con la nueva Constitución, arrojando un 51 % de "rechazo" frente al 34 % de apoyo al nuevo texto y un 15 % no sabe.

Latinobarómetro dio un 35 % al "rechazo", frente al 31 % de "apruebo", 14 % no votaría o votaría blanco o nulo, y el 16 % no sabe.

El proceso constituyente fue la salida que encontró la política para desactivar las graves protestas por la igualdad que estallaron en octubre de 2019, las más graves desde la dictadura, que dejaron una treintena de muertos y miles de heridos.