EFELima

La Fiscalía peruana allanó este viernes el domicilio del líder del partido oficialista Perú Libre, Vladimir Cerrón, en la localidad de Huancayo, capital del céntrico departamento Junín, sin que por ahora se conozcan las razones.

"La Fiscalía allana por segunda vez mi domicilio en ausencia de sus propietarios y una oficina de la que no soy dueño y ellos lo saben porque los propietarios se lo demostraron así en el primer allanamiento", escribió en Twitter Cerrón, quien se encuentra en Lima.

En agosto de 2021, Cerrón y el entonces primer ministro, Guido Bellido, fueron imputados por la Fiscalía por presunto lavado de dinero en la financiación de Perú Libre, la formación política marxista con la que Pedro Castillo ganó las elecciones presidenciales.

Agentes de la Policía, de la División de Investigaciones de Delitos de Alta Complejidad y de la Fiscalía, iniciaron la diligencia, tanto en la oficina, como en la vivienda del político, cerca de las las 9.00 hora local (14.00 GMT).

Por su parte, el partido del que Cerrón es fundador, Perú Libre, mostró su rechazo a la medida judicial.

"La Bancada (parlamentaria) de Perú Libre expresa el rechazo al abuso de autoridad contra el líder del partido de Perú Libre, Vladimir Cerrón. En estos momentos está siendo allanada su casa por segunda vez, sin la presencia de los propietarios ni abogados", publicaron en Twitter.

Cerrón, que se reunió este jueves con Castillo en Lima, añadió en sus redes que el allanamiento es "un abuso y una persecución sin límites en busca de lo inexistente".

En el caso de presunto lavado de dinero en la financiación de Perú Libre por el fueron imputados Cerrón y Bellido, también fueron incluidas otras 15 personas, entre ellas Waldermar Cerrón, hermano de Vladimir y portavoz del grupo parlamentario de Perú Libre en el Congreso.

El caso, denominado "Los dinámicos del centro", indaga la presunta financiación ilegal del partido a través de cobros ilegales realizados por funcionarios del Gobierno regional de Junín.

Según la resolución del fiscal, difundida en agosto por varios medios nacionales, Vladimir Cerrón presuntamente lideraba una red de cobros ilegales para financiar las campañas electorales y pagar la indemnización de la condena por corrupción que tiene vigente y que le impidió ser candidato presidencial de su partido.