EFELima

La Fiscalía de Perú archivó seis denuncias presentadas por el partido fujimorista Fuerza Popular por una presunta falsificación de firmas para favorecer la candidatura del maestro rural y líder sindical Pedro Castillo en las elecciones presidenciales que ganó el 6 de junio pasado a Keiko Fujimori.

La información fue difundida este jueves por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que precisó que estos casos forman parte de un total de 23 denuncias que hizo Fuerza Popular, "el resto de los cuales se encuentra en investigación preliminar".

La Procuraduría del JNE fue notificada por el Ministerio Público sobre el archivo de estos primeros casos, que se presentaron en fiscalías de las regiones Áncash, San Martín, Cajamarca y Arequipa.

Las fiscalías correspondientes determinaron que no existen "elementos de convicción para formalizar, ni continuar con la investigación preparatoria por la presunta comisión de delito contra la fe pública, en la modalidad de falsificación de documentos", indicó el JNE.

Agregó que en las diligencias se entrevistó a los miembros de mesa presuntamente agraviados con la falsificación de sus firmas, pero "en todos los casos estos ciudadanos aseveraron, categóricamente, que las rúbricas les pertenecen".

Los miembros de las mesas electorales explicaron que no en todas las ocasiones se logra reproducir de manera idéntica las firmas y acreditaron "con medios de prueba fehaciente" que participaron en la jornada electoral.

Las fiscalías también revisaron el informe de fiscalización del JNE y las declaraciones del personal de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) que estuvo en los locales donde se presentaron las denuncias y no advirtieron "incidencias y reclamos al respecto".

El JNE remarcó que también "quedaron desvirtuadas" las pericias grafotécnicas presentadas por Fuerza Popular para acreditar la supuesta falsedad de las firmas.

El organismo recordó que, tras los comicios, los Jurados Electorales Especiales (JEE) y el pleno del JNE declararon infundados los pedidos de Fuerza Popular "al no existir medio probatorio de respaldo, no obstante derivó los actuados al Ministerio Público para que actúe conforme a sus atribuciones".

En la segunda vuelta presidencial pasada, Castillo derrotó por un estrecho margen a Fujimori, quien denunció haber sido víctima de un fraude, del que no presentó pruebas fehacientes, e inició una campaña en contra del triunfo "ilegítimo" de su rival.

La excandidata retrasó el nombramiento de su rival político, que asumió el cargo el pasado 28 de julio, con más de un millar de impugnaciones que fueron rechazadas por el JNE.

Fujimori reconoció, finalmente, el triunfo de Castillo el 23 de agosto de 2021, más de un mes después de que Castillo fuera proclamado presidente, tras obtener el 50,12 % de los votos válidos, un estrecho triunfo por poco más de 44.000 votos sobre su rival.