EFELima

La Fiscalía de Perú especializada en delitos de corrupción acudió este martes al Palacio de Gobierno en Lima para verificar las visitas de la cuñada del mandatario Pedro Castillo, Jenifer Paredes, que es investigada por presunto tráfico de influencias a favor de una empresa que se adjudicó una obra de saneamiento.

El Ministerio Público informó que el Sexto Despacho de la Primera Fiscalía Anticorrupción llevó a cabo la diligencia de exhibición de documentos en el registro de visitas de Palacio de Gobierno, como parte de la investigación preliminar contra Paredes por tráfico de influencias.

El proceso fiscal buscó verificar las visitas realizadas por Paredes, hermana de la esposa de Castillo, Lilia Paredes Navarro, y por el gerente de la empresa JJM Espino Ingeniería & Construcción, Hugo Espino Lucana.

En simultáneo, otro fiscal acudió a solicitar documentos al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento sobre la ejecución de proyectos de saneamiento en el centro poblado de La Succha, distrito de San Miguel, en la región Cajamarca, de donde procede Castillo y su familia.

La investigación fiscal se abrió el lunes después de que el programa dominical "Cuarto Poder", de la cadena América Televisión, divulgara unas imágenes en las que Paredes, quien ha sido criada como una hija por la pareja presidencial, dialogaba con los pobladores de una comunidad en Cajamarca para informarles que necesitaba censarlos para construir una obra de saneamiento.

Según la investigación periodística, la cuñada de Castillo aparece en el video junto a Jhony Espino, quien es gerente y socio fundador de la empresa JJM Espino Ingeniería & Construcción S.A.C., que en septiembre de 2021 ganó una licitación con el Estado por más de 3,8 millones de soles (casi un millón de dólares).

Además, el programa detalló que Espino registraba cinco visitas al Palacio de Gobierno entre los meses de agosto y noviembre del año pasado, una de ellas con Paredes y la esposa del presidente.

A raíz de esta revelación, el titular de la Comisión de Fiscalización del Congreso, el fujimorista Héctor Ventura, declaró a la prensa local que el grupo parlamentario citará en los próximos días a la cuñada del presidente e investigará también sus presuntos actos ilícitos.

El último jueves, esta misma comisión aprobó un informe que acusa a Castillo de dirigir una presunta red criminal enquistada en el Ejecutivo, en la que también se ha implicado a otros personajes vinculados con su gestión, que están prófugos de la Justicia.

El expediente, que plantea acusar constitucionalmente al jefe de Estado por los delitos de organización criminal, negociación incompatible y aprovechamiento indebido del cargo, será votado por el pleno del Legislativo en una fecha aún no definida aunque, con los votos a favor de la oposición, todo apunta a que recibirá luz verde.

Castillo está siendo investigado de manera preliminar por el mismo caso por la Fiscalía de la Nación, bajo la presunción de haber cometido los delitos de organización criminal, tráfico de influencias y colusión agravada al encabezar esta red criminal que supuestamente operó desde el Ministerio de Transportes para organizar la adjudicación de obras del Estado a empresarios que colaboraron con su campaña electoral y de nombrar a funcionarios afines a esa tarea.