EFEGuatemala

La Corte de Constitucionalidad de Guatemala emitió este miércoles un fallo que frena la candidatura presidencial de la exfiscal general Thelma Aldana, una decisión que, aunque no es definitiva, pone en aprieto las aspiraciones de una mujer conocida como La Justiciera, por su lucha anticorrupción.

El pleno del máximo tribunal del país estableció que Aldana, abogada y notaria de profesión, no puede ser inscrita como candidata presidencial por el partido Movimiento Semilla por no tener la Constancia Transitoria de Inexistencia de Reclamación de Cargos, un documento conocido popularmente como "finiquito".

Martín Guzmán, secretario de la corte, explicó que Aldana, que tiene una orden de captura que ella y su partido califican como persecución política del "Pacto de Corruptos", perdió la vigencia de su finiquito por la formulación de diversos cargos en su contra.

El pleno, que emitió seis votos a favor de denegar la inscripción de Aldana y uno razonado disidente, revisó la normativa y concluyó que es "un requisito indispensable" tener esta constancia para inscribirse y optar a un cargo de elección popular en el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral.

Este es el tercer revés que recibe la candidatura de la exjefa del Ministerio Público (2014-2018). Primero fue el Tribunal Supremo Electoral el que revocó la inscripción otorgada por el Registro de Ciudadanos y después la Corte Suprema de Justicia, que reafirmó esa decisión de forma provisional.

A pesar de este tercer revés judicial la candidatura aún es factible.

Hay dos opciones, pero el tiempo juega a contrarreloj. Una es que el Supremo otorgue en definitiva su amparo al partido y ordene su inscripción; y la otra es que, aunque lo niegue, presenten una apelación ante el Constitucional que sea declarada con lugar y permita su participación.

Aldana comandó como fiscal, junto con la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), una férrea lucha anticorrupción desde 2015 en los tres poderes del Estado, en la que desarticularon más de una docena de casos que involucraban a altos funcionarios y políticos, incluidos el hijo y hermano del actual mandatario, Jimmy Morales.

Y estos son algunos de los motivos por los que el "Pacto de Corruptos", según ella dirigido por el presidente Morales, intenta bloquear su participación electoral, aunque el secretario del Constitucional aseguró que este componente no lo toma en cuenta la corte, que hace "un análisis neta y puramente jurídico" de la norma.

En este sentido, la magistrada del Tribunal Supremo Electoral María Eugenia Mijangos había admitido en abril, cuando votó en contra de negar la candidatura de la exfiscal, que había una "serie sistemática de acciones que han pretendido impedir" la participación política de Aldana.

La decisión del Constitucional fue calificada por la exfiscal como una evidencia de que "la lucha contra la corrupción" tiene "un costo muy alto" para quien decida hacerla y aseguró que este fallo empuja al país "a un precipicio".

"Los corruptos nos quieren derrotar. Yo estoy fuerte y le garantizo al pueblo de Guatemala que seguiré en la lucha para transformar el país que hoy tanto nos duele", aseguró la exfiscal en sus redes sociales, mientras que su aspirante a vicepresidente, Jonathan Menkos, dijo que el "Pacto de Corruptos no le ha ganado ni le ganará a la fuerza de la ruptura y el cambio".

"Hoy más que nunca Movimiento Semilla es la respuesta para iniciar la limpieza en el Congreso y las alcaldías", aseguró el economista.

En cuestión de tres días, el Constitucional ha eliminado de la atípica contienda electoral a las dos mujeres que ocupaban el segundo y tercer puesto en intención de voto según algunos sondeos: Aldana y Zury Ríos, a quien también le revocaron su inscripción por ser hija de un exdictador.

En cabeza continúa la ex primera dama y candidata por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, aunque la corte también debe resolver si procede o no que el Supremo inicie un proceso de desafuero por su posible participación en la financiación irregular de más de 2,5 millones de dólares en la campaña de 2015, cuando también era aspirante a la Presidencia.

Con este panorama queda un mes para los comicios. Treinta días para la celebración de una primera vuelta incierta en la historia de Guatemala, con una nueva ley electoral que limita las campañas y la financiación, con un aspirante detenido por narcotráfico, con candidaturas canceladas y con otras que penden de un fino hilo por varias decisiones judiciales.

Patricia Pernas