EFECaracas

La oposición venezolana criticó este lunes que la Fiscalía no haya investigado la cadena de mando detrás de los casos de tortura que ha reconocido, luego de que se publicara el informe de una Misión Internacional de Naciones Unidas sobre violaciones de derechos humanos en el país.

"Están reconociendo en principio que sí hubo violaciones masivas a los derechos humanos (...) que en Venezuela hay una política sistemática de persecución y aniquilamiento contra todo aquello que se oponga al régimen dictatorial", dijo en rueda de prensa el diputado Freddy Guevara en nombre de las formaciones que firmaron el llamado "pacto unitario".

El bloque, integrado, según el legislador, por 38 organizaciones políticas -que hasta la fecha habían cifrado en 37- que han rechazado participar en las elecciones legislativas previstas para el 6 de diciembre por considerarlas fraudulentas, considera que el informe de la ONU marca "un antes y un después en la historia de Venezuela".

Guevara, quien no precisó qué partido o formación se ha unido recientemente para verse incrementada la cifra inicial, cree que las declaraciones ofrecidas el sábado por el fiscal general, Tarek Saab, y el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en rechazo al informe de la misión de la ONU han sido, en cambio, una confirmación sobre estas denuncias.

El fiscal "reconoció que ellos han imputado gente por tortura" y este delito, argumentó el diputado, "implica investigar la cadena de mando".

"Esa cadena de mando entonces, ¿por qué ellos no han investigado a nadie de ellos? Casi mil funcionarios policiales se dedicaron a torturar, perseguir y matar porque les dio la gana, porque se coordinaron todos de repente", se cuestionó.

Guevara insistió en que el informe "no es más de lo mismo", sino que constituye un paso "para la consecución de la justicia" en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, al que tildan de dictatorial.

Saab aseguró el sábado que desde 2017 la Fiscalía ha presentado 565 imputaciones en contra de funcionarios de seguridad del Estado por presuntas violaciones a los derechos humanos.

El fiscal criticó la metodología con que se construyó el informe en cuestión al señalar como un "grave error" el que no hayan venido a Venezuela "a investigar en el terreno absolutamente nada" sino que las averiguaciones y entrevistas se hicieron desde el extranjero.

Arreaza, por su parte, calificó como "monumento a la propaganda de guerra" el informe, según el cual el presidente Nicolás Maduro y otras altas autoridades del país han incurrido en crímenes de lesa humanidad.

La Misión Internacional, a la que la ONU encargó investigar la situación en Venezuela, ha concluido que Maduro y sus ministros del Interior y Defensa están involucrados en graves crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad del país.