EFELa Paz

La Policía Boliviana dispersó con medios antidisturbios a grupos de personas que protestaban en el exterior de un mitin del presidente del país, Evo Morales, en la ciudad de Santa Cruz, donde efectuó un número indeterminado de arrestos.

Los antidisturbios emplearon un vehículo con un cañón de agua a presión y gases lacrimógenos contra estos grupos, en su mayoría de jóvenes, que desde la media tarde hora local se concentraban en los alrededores del acto electoral.

Las imágenes en redes sociales muestran a la Policía sacando del lugar en camionetas a varios jóvenes, tras tenerlos retenidos sentados en el suelo, unos arrestos después del lanzamiento de piedras por parte de algunos de los concentrados.

Los arrestos continuaron hasta entrada la noche, con enfrentamientos con la Policía y agresiones a algunos uniformados.

"Quienes intentan la violencia, atentan contra la democracia", denunció Evo Morales durante el multitudinario mitin en el conocido como "cambódromo", una avenida reservada para eventos en Santa Cruz, la mayor ciudad y capital económica de Bolivia.

"El mundo está viendo de donde vienen las agresiones, de pequeños grupos", dijo el mandatario en su cierre de campaña electoral en Santa Cruz de cara a los comicios del próximo domingo, en los que concurre a la reelección por el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS).

A través de Twitter, el mandatario aseguró que al acto asistieron "más de un millón" de personas.

"Una vez más derrotaremos a los grupos que no quieren a la Patria; a los violentos, separatistas y neoliberales", escribió en la red social.

La campaña electoral para las elecciones de este 20 de octubre había transcurrido con normalidad hasta que este pasado sábado hubo incidentes también en un mitin de Morales en la ciudad andina de Potosí, con enfrentamientos con la Policía y entre grupos de simpatizantes y detractores del presidente.

Este miércoles se cierra la campaña para los comicios en los que Evo Morales, en el poder desde 2006, se presenta a la reelección para un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, frente a ocho candidaturas opositoras.