EFERío de Janeiro

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva fue amenazado de muerte por "neonazis", junto con otros integrantes del Partido de los Trabajadores (PT), según denunció este jueves la presidenta de esa formación, Gleisi Hoffmann.

Las amenazas fueron realizadas a través de las redes sociales en momentos en que la tensión política se intensifica en el gigante suramericano por las elecciones presidenciales de octubre, para las que Lula es el gran favorito de los brasileños.

"¡ATENCIÓN! Los neonazis amenazaron con asesinar a @LulaOficial y los compañeros @mariadorosario y @LeonelRadde, que hacen un trabajo brillante contra los grupos extremistas", señaló Hoffmann en un mensaje publicado en Twitter.

De acuerdo con la presidenta del PT, las amenazas de muerte se dieron mediante mensajes enviados al WhatsApp del concejal petista Leonel Radde y estaban dirigidos a él, al exmandatario, a la diputada federal Maria do Rosário Nunes y al activista LGTB+ Antonio Isoperio.

"Su muerte está prevista, será el 31 de octubre de 2022, a las 21 horas, en Rio Grande do Sul", señala uno de los mensajes dirigidos al concejal.

"Te vamos a matar, basura. Tu cara estará llena de balas", añadieron.

En otro mensaje, los detractores ya hablan directamente de la muerte de Lula: "(...) Vas a ver so desgraciado, Lula va a llevar y si el Isoperio viene a Brasil, él va a terminar en su propia tumba; Lula va a morir (SIC)", señalaron los autores de las amenazas.

Además de las advertencias, el concejal de Porto Alegre recibió fotos de armas y un video de una mujer negra siendo ahorcada.

Ante las amenazas, la presidenta del PT aseguró que la formación tomará todas las medidas pertinentes para asegurar que las advertencias sean investigadas y los criminales identificados y sancionados.

Pese a no haber oficializado su candidatura, Lula lidera todos los sondeos de opinión para las presidenciales de octubre próximo.

De acuerdo con la más reciente encuesta de la firma Datafolha, divulgada este jueves, el expresidente vencería los comicios presidenciales con un 43 % de los votos, mientras que su principal contrincante, el actual mandatario Jair Bolsonaro, contaría solo con el 26 % de los sufragios.