EFETegucigalpa

La prórroga para que el nuevo Código Penal de Honduras entre en vigor en mayo de 2020, aprobada esta semana por el Parlamento, es una señal de buena voluntad política, pero no suficiente, según varios sectores que consideran que, como está, favorece la corrupción e impunidad que tanto daño le han hecho al país.

El Parlamento hondureño aprobó el 4 de noviembre una ampliación de seis meses de la vacatio legis del Código Penal, que entraría este domingo en vigor, por lo que la normativa será ley hasta el 10 de mayo del próximo año.