EFEBuenos Aires

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se aplicó este domingo la primera dosis de la vacuna Sputnik V contra la covid-19, según informó la dirigente en las redes sociales.

"En el Hospital Presidente Perón de Avellaneda, vacunándonos con la Sputnik V", tuiteó hoy Fernández de Kirchner.

La vacuna rusa fue aplicada hoy al mediodía en el brazo derecho de la funcionaria por el viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, en el hospital de esa provincia.

"Haciéndolo, no solo me estoy cuidando, sino que también cuido a los demás", agregó Fernández de Kirchner.

"Gracias al personal de salud por el enorme esfuerzo que están haciendo en esta pandemia", cerró.

Fernández de Kirchner compartió dos fotos: una donde recibe, vestida de blanco, con un barbijo blanco y negro y un rosario al cuello, la vacuna por parte de Kreplak (quien ya se ha vacunado) y otra donde muestra el certificado de vacunación.

La vicepresidenta, de 67 años, recibió la vacuna rusa luego de que el miércoles pasado la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizara su aplicación en mayores de 60 años en el país.

Fernández de Kirchner tuvo una participación activa en la negociación para contratar la Sputnik V, ya que ella misma difundió en octubre pasado una reunión en su despacho del Senado con el embajador ruso en Argentina, Dmitry Feoktistov.

DESPUÉS QUE EL PRESIDENTE

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, de 61 años, también se había aplicado la primera dosis de la Sputnik V el jueves pasado, al día siguiente de que el regulador aprobara la vacuna para el nuevo grupo etario.

En esa ocasión, el mandatario nacional reafirmó la seguridad y eficacia de la vacuna y reiteró que su prioridad es que llegue a la mayoría de los argentinos en el menor tiempo posible.

En tanto, también recibieron la vacuna el ministro de Salud de la nación, Ginés González García, de 75 años, y el de la provincia de Buenos Aires, Daniél Gollán, de 65 años.

CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

El mes pasado, Argentina había autorizado de emergencia la vacuna rusa y comenzó el 29 de diciembre la campaña de vacunación al personal de la salud con un primer lote de 300.000 vacunas enviadas desde Rusia.

El presidente Fernández quería vacunarse al inicio de la campaña de vacunación para generar confianza en la sociedad en la Sputnik V, pero debió esperar la autorización para los mayores de 60 años.

Antes de ello, el país se sorprendió cuando el presidente ruso, Vladimir Putin (68 años), había declarado que todavía no podía aplicarse la vacuna por ser mayor de 60 años, pero posteriormente fue autorizada su aplicación en Rusia.

La aplicación de la segunda dosis de la Sputnik V, que es complementaria a la primera y debe realizarse a partir de 21 días después, comenzó el martes pasado, después de que las 24 jurisdicciones del país recibieran el segundo componente que llegó el sábado pasado desde Rusia.

Argentina aprobó las vacunas Sputnik, Pfizer y AstraZéneca. Pero el gobierno argentino afirma que tiene aseguradas más de 51 millones de dosis para el programa de vacunación que parten de los contratos firmados con AstraZeneca, el Mecanismo COVAX y el Centro Gamaleya.