EFELima

Los candidatos derechistas George Forsyth y Rafael López Aliaga continuarán en la carrera hacia la Presidencia de Perú después de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) dejó este viernes sin efecto su exclusión por parte del Jurado Electoral de Lima (JEE Lima).

El JNE, el máximo organismo electoral peruano, tomó la decisión tras escuchar las apelaciones de los representantes legales de ambos candidatos, cuyos argumentos consideró finalmente "fundados".

Forsyth, candidato del partido conservador Victoria Nacional, había sido dejado fuera de las elecciones generales del próximo 11 de abril por haber omitido información en su hoja de vida, al no haber declarado todos los ingresos económicos de sus empresas.

López, quien representa al partido de extrema derecha Renovación Popular, había sido excluido por presuntamente haber ofrecido "dádivas" durante su campaña proselitista.

LA DECISIÓN DEL JURADO

El presidente del JEE de Lima, Luis Carrasco, defendió este viernes la resolución que tomó su organismo y rechazó que Forsyth no haya tenido derecho a la defensa, mientras que ratificó que López ofreció donar parte de su sueldo en caso de ser elegido presidente.

Sin embargo, durante la audiencia de apelación, el abogado de Forsyth, Aurelio Loret de Mola, cuestionó que el jurado de Lima haya insistido en excluir a su defendido sin haber buscado pruebas nuevas ni permitirles defenderse.

El abogado de López, Humberto Abanto, aseguró, por su parte, que no se podía excluir al candidato porque las declaraciones que dio sobre la donación de su sueldo las hizo en diciembre de 2020, antes de formalizar su inscripción como postulante.

Finalmente, el JNE publicó sus resoluciones en las que consideró "fundados" los reclamos de ambos candidatos, así como el del también postulante a la presidencia por el partido Renacimiento Unido Nacional, Ciro Galvez, quien también había sido excluido por el JEE.

RECLAMOS Y MANIFESTACIONES

Antes de conocerse la decisión final del JNE, Forsyth manifestó su optimismo de que su apelación iba a ser declarada fundada, mientras que López aseguró que tenía información de que quedaba fuera de carrera, por lo que convocó a una manifestación frente al local del organismo electoral.

Durante su protesta, que fue denominada "por la democracia" y en la que estuvo acompañado por unos doscientos seguidores, López recibió el apoyo del economista Hernando de Soto, también candidato presidencial en los comicios de abril próximo.

Organismos como la Asociación Civil Transparencia también reclamaron que se habilitara la participación electoral de ambos candidatos, para evitar que cuestiones técnicas o burocráticas puedan empañar el libre ejercicio del derecho al voto.

Forsyth, un exalcalde de 36 años, ha descendido del primer lugar, que ocupó en los últimos meses, al tercero, con 8,1 % de intención de voto, y aparece junto a López, que tiene un 7,5 %, en un grupo que pugna por ocupar el segundo lugar que le permitiría disputar una segunda vuelta presidencial, en junio próximo.

Los últimos sondeos de opinión indican que el primer lugar es ocupado por Yonhy Lescano, candidato del partido Acción Popular, y el segundo por la izquierdista Verónika Mendoza, de Juntos por el Perú, con 11,3 % y 8,9 %, respectivamente.