EFEQuito

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció este viernes oficialmente su decisión de dividir en tres el polémico proyecto de Ley Creando Oportunidades y presentará dos de ellos a la Asamblea para análisis y aprobación, informó la Secretaría de Comunicación.

"Dos de los proyectos serán remitidos en los próximos días, calificados de urgencia en materia económica", dice un comunicado oficial.

Y agrega que esta decisión "se ampara en que actualmente está vigente un estado de excepción", declarado mediante decreto, "que permite al Ejecutivo remitir dos proyectos de ley con carácter urgente".

Ese condicionamiento ofrece a la Asamblea un plazo de 30 días para tramitar ambos proyectos, y que no queden a debate ilimitado.

La entrega del proyecto en bloques responde a la dura oposición que había creado entre grupos sociales y políticos, y a que a finales de septiembre la Consejo de Administración Legislativa (CAL) de la Asamblea lo había devuelto a la Presidencia.

"Creando Oportunidades" es el proyecto bandera del Gobierno de Lasso para reactivar la economía ecuatoriana, pero sus reformas a nivel fiscal y laboral había despertado el recelo social.

De hecho dio lugar a un enfrentamiento entre los poderes Ejecutivo y Legislativo con sugerencias de una posible "muerte cruzada", es decir, la disolución de la Asamblea por el presidente.

Lasso se ha quejado de que la Asamblea, donde apenas cuenta con el apoyo de 35 escaños de un total de 137, incurre en un obstruccionismo deliberado del Plan Nacional de Desarrollo, argumento para aplicar el artículo 148 de la Constitución para la muerte cruzada.

Hoy, en su comunicado, el mandatario explica que con la partición del proyecto en tres, el Gobierno "continuará insistiendo -mediante todos los mecanismos legales, democráticos y constitucionales- en la generación de oportunidades para todos los ecuatorianos".

El clima de tensión política se ve exacerbado por la aparición de Lasso en los Papeles de Pandora, que ha llevado a la oposición a pedir la apertura de investigaciones y hasta de destituirlo.

Por el momento el Gobierno insistirá en las reformas económicas y laborales, a las que ha introducido ciertos cambios para suavizar la oposición de los asambleístas.

En una reunión con periodistas locales esta tarde, el mandatario ha asegurado que en caso de que el proyecto no prospere de nuevo en la Asamblea, no descarta la aplicación de la muerte cruzada.