EFEMiami

El presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), Tom Pérez, dijo este viernes que los puertorriqueños "van a hacer la diferencia" en las reñidas elecciones presidenciales en Florida y calificó de tardío que hasta hoy el Gobierno de Donald Trump adjudicara fondos millonarios para la isla, tres años después de la destrucción dejada por el huracán María.

Durante un foro virtual sobre la situación que enfrentan los boricuas en la isla y aquellos que se desplazaron al centro de Florida tras la devastación y muerte ocasionada por el huracán María, Pérez moderó una discusión en la que participaron el congresista Darren Soto y el exsecretario de Vivienda Julián Castro, entre otros líderes demócratas.

Para Soto es "cínico" y un "complot político" que después de tanto tiempo el Gobierno del presidente Trump ofrezca recursos para la reconstrucción de la isla a pocas semanas de las elecciones presidenciales en las que enfrentará al demócrata Joe Biden.

"Dónde ha estado estos tres años", se preguntó el congresista de origen puertorriqueño.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) anunció hoy al Gobierno de Puerto Rico la asignación de 13.000 millones de dólares de fondos federales para reconstruir su red eléctrica y reparar estructuras educativas, la mayor nunca antes otorgada por esa agencia estadounidense.

"Su Administración le falló a Puerto Rico cuando el huracán María tocó tierra y la gente necesitaba ayuda desesperadamente, y durante todo el proceso de recuperación", se lamentó Pérez.

El líder demócrata se mostró desconfiado de que esos recursos se hagan realmente efectivos.

"Los puertorriqueños no se dejarán engañar por sus promesas vacías: las muertes, el sufrimiento y las luchas que aún enfrentan los puertorriqueños son un recordatorio constante de que Trump habla mucho pero hace muy poco", dijo.

Castro manifestó por su parte que Trump le "ha fallado" a los puertorriqueños tras la devastación de María, que ha ocasionado una grave crisis de vivienda a la que se sumaN ahora los posibles desalojos debido al desempleo por la COVID-19, y llamó a los boricuas y a los hispanos a votar por Biden que "sí tiene un plan".

La isla, que este territorio y Estado Libre Asociado de EE.UU., lucha por recuperarse de María, que provocó cerca de 3.000 muertos, con unas 23.000 personas aún sin techo.

El presidente del DNC recordó que se cumplen tres años de tratar a los boricuas como "ciudadanos de segunda clase" desde que Trump fue a "botar toallas de papel" tras el pasó del huracán.

El congresista Soto recordó que los puertorriqueños tanto de la isla como los asentados en el centro de Florida, especialmente en el área de la ciudad de Orlando, enfrentan graves problemas de vivienda y desempleo, entre otros.

El empleo del sector privado en esa región central y turística , donde se asientan los parques temáticos, disminuyó en 118.600 empleos durante el año, informó hoy el Departamento de Oportunidades Económicas de Florida.

La agencia detalló que la tasa de desempleo en esta región fue del 11 % en agosto, 7,9 puntos porcentuales más que hace un año.

IMPULSO AL VOTO LATINO

A diferencia de los que viven en EE.UU., los puertorriqueños que residen en la isla no pueden votar en las elecciones presidenciales, pero sí pueden hacerlo en las primarias de los partidos.

El congresista Soto hizo un llamado a los boricuas de Florida, unos 1,3 millones, y en general a los hispanos de Florida a votar y a inscribirse antes del próximo 5 de octubre.

Subrayó que en la reñida elección que se prevé el próximo 3 de noviembre todos cuentan: boricuas, cubanos, mexicanos, puertorriqueños, colombianos, venezolanos y dominicanos, entre otras nacionalidades y recordó que la plataforma del republicano es "atacar (a los hispanos)".

"Usted puede hacer la diferencia", le dijo a los diferentes grupos de latinos.

Soto aseguró que "Trump no puede ganar si no gana Florida".

El exvicepresidente Biden aventaja a Trump por un promedio de 6,2 puntos en las encuestas de opinión nacional, según el portal especializado Real Clear Politics, pero en Florida esa distancia es sólo de 1,6 puntos a favor del exvicepresidente.

Hasta el pasado julio habían registrados 13,9 millones de votantes en Florida, 5,1 millones de ellos demócratas, 4,9 millones republicanos, 3,6 independientes y más de 175.000 otros partidos menores, según a División de Elecciones de Florida, estado que aporta 29 de los 538 votos del Colegio Electoral del país que elige al presidente.