EFEMontevideo

Los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquéz, y de Argentina, Mauricio Macri, hicieron un llamado conjunto a elecciones "libres y creíbles" en Venezuela, luego de sostener una reunión a puerta cerrada en la residencia presidencial uruguaya del Parque Nacional Aarón de Anchorena.

"Ambos países llaman a encontrar una solución democrática con elecciones libres, creíbles y con controles internacionales confiables", reza la declaración conjunta emitida por ambos Gobiernos tras el encuentro de los dos mandatarios.

La tensión se ha incrementado en Venezuela desde que, el pasado 23 de enero, el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, se proclamó presidente interino de ese país al considerar gobernante "ilegítimo" a Nicolás Maduro, reelegido en unos comicios presidenciales que la oposición tachó de "fraudulentos".

Esta acción profundizó la crisis política en el país debido a que, además, buena parte de la comunidad internacional, como Estados Unidos y varios países europeos y latinoamericanos, inclusive Argentina, ha dado su respaldo a Guaidó y presiona para que se convoquen a elecciones.

Uruguay se ha declarado neutral ante la situación en Venezuela, y desde un inicio ha abogado por un diálogo en ese país por lo que ha impulsado una iniciativa de un grupo de contacto internacional para hallar una salida "venezolana" a la crisis.

Por otro lado, según el documento conjunto emitido este miércoles, Vázquez y Macri también analizaron la situación del Mercosur, bloque integrado por Argentina -que ostenta la presidencia pro témpore desde el pasado diciembre-, Brasil, Paraguay y Uruguay.

En ese sentido, ambos mandatarios coincidieron en "la importancia" del Mercosur y acordaron "reimpulsar este proceso de integración regional y su modernización respecto a perspectivas y modalidades para llevar adelante tratados comerciales con países extra región o con otros bloques regionales".

Pese a ser Estado Parte del Mercosur, Venezuela se encuentra suspendida en todos los derechos y obligaciones inherentes a su condición de miembro, de conformidad con lo dispuesto en el Protocolo de Ushuaia sobre el compromiso democrático en el bloque.

Además, los dos presidentes de Argentina y Uruguay analizaron y expresaron "sus puntos de vista en lo que refiere a las perspectivas económicas y comerciales en lo inmediato y hacia el futuro de ambos países".

Por último, Vázquez y Macri remarcaron "las excelentes relaciones que mantienen ambos pueblos y ambos Gobiernos en las dos márgenes del Río de la Plata" y decidieron "seguir manteniendo reuniones periódicas Presidenciales", o entre sus equipos, para evaluar "la marcha de los temas" discutidos en el encuentro que tuvo lugar este miércoles.

El Parque Anchorena, ubicado en el departamento de Colonia en el suroeste del país y a unos 130 kilómetros de Buenos Aires, cruzando el Río de la Plata, donde se realizó la reunión, forma parte de 1.369 hectáreas que fueran donadas al Estado Uruguayo por Don Aarón de Anchorena, un aristócrata argentino que destacó como aviador pionero en la región rioplatense y como estanciero en Uruguay.

El parque fue habilitado para el uso público en 1989, a través de una actividad e interpretación ambiental pionera en el país y, "por disposición testamentaria", la casa principal, construida en 1911, cumple funciones como Residencia de descanso presidencial y sede de importantes encuentros internacionales, como el de este miércoles.

La última vez que el mandatario argentino se había desplazado a Uruguay para una visita oficial fue el pasado 18 de diciembre para asumir la presidencia pro témpore del Mercosur.