EFEBogotá

La vicepresidenta electa de Colombia, Francia Márquez, se reunió este viernes en Bogotá con la actual número dos del Ejecutivo, Marta Lucía Ramírez, con quien abordó los retos que tiene el país con especial atención en las mujeres y se mostró "convencida" de que "en medio de la diferencia se puede construir país".

La reunión tuvo lugar en la sede de Vicepresidencia, donde Ramírez, quien fue la primera mujer en ocupar ese cargo, se encontró con Márquez, que se convertirá el próximo 7 de agosto en la primera mujer negra en conseguirlo.

Ramírez señaló tras el encuentro que fue una "primera sesión de trabajo" en la que ambas tuvieron oportunidad de compartir las distintas áreas de trabajo que se han venido desarrollando desde la Vicepresidencia en estos cuatro años.

"(Se habló de) las lecciones aprendidas, lo mucho que hicimos, lo que quisiéramos hacer y no nos alcanzó el tiempo", dijo la vicepresidenta saliente.

Y que "en la continuidad de estos esfuerzos ella va a sembrar semillas nuevas que sirvan para un país mucho más incluyente, con todo el bienestar social, y que tenga paz, crecimiento, progreso y empleo que todos deseamos", aseveró Ramírez, que también es la canciller de Colombia.

En este encuentro "de mujer a mujer" se instaló "un espacio de diálogo para revisar los avances, los desafíos, pero también las oportunidades que hay" tras lo que ambas acordaron "seguir construyendo juntas, seguir caminando juntas", agregó, por su parte, Márquez.

Ambas se mostraron dispuestas a continuar trabajando de la mano en este período de transición "a partir del lunes", según Ramírez.

RETOS

"Este país tiene un reto enorme: el logro de la paz, la equidad, la igualdad, la justicia social y la dignidad humana, el desafío de seguir cuidando de la casa grande, la naturaleza, enfrentar la crisis ambiental que vive el planeta", y en eso trabajarán "la vicepresidenta saliente, que fue la vicepresidenta de 50 millones de colombianos, y yo", en palabras de Márquez.

Otro de los grandes retos para Colombia es "el empoderamiento de las mujeres, para generar economía y autonomía económica para las mujeres, para evitar la violencia hacia las mujeres", agregó Márquez, quien agradeció a Ramírez "por ese trabajo enorme" que ha hecho por el país. "Sé que no es fácil", admitió.

"Esperamos poder decirle a Colombia dentro de cuatro años que la dignidad se hizo costumbre", dijo la vicepresidenta electa.

"Todos los colombianos debemos estar dispuestos a apoyar a que el Gobierno entrante sea exitoso, a quienes queremos de verdad bien a Colombia lo único que nos interesa es que a ellos les vaya bien. En mi caso personal, no tengo ninguna aspiración política", agregó Ramírez ante la posibilidad de sumarse al acuerdo nacional propuesto por Petro.

Por último, se mostró segura de que Márquez "no solamente tendrá la posibilidad de darle un valor agregado sino también incluir nuevos temas que hagan cada vez más relevante la función de la Vicepresidencia, y para mostrar que los que llegamos acá no llegamos buscando poder".

Márquez informó que están trabajando para lograr un encuentro con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, pero que ya se encontró con la número dos de Costa Rica, Epsy Campbell, "una de las pocas mujeres que hay vicepresidentas en América Latina y la primera mujer afrodescendiente" de la región.

Gustavo Petro y Márquez ganaron la segunda vuelta de las elecciones a la Presidencia y a la Vicepresidencia el pasado domingo y esta semana empezaron las reuniones de transición con el actual Gobierno, dirigido por Iván Duque, y también encuentros para decidir quién conformará el equipo del nuevo Ejecutivo.

El jueves, después de que Petro recibió sus credenciales como presidente, acudió a la Casa Nariño, sede del ejecutivo, para reunirse con Duque e iniciar "una transición tranquila" hacia el primer gobierno de izquierdas del país.