EFEMiami

Un 71 % de los casi 100 millones de estadounidenses que no votaron en las elecciones de 2016 afirma que sí lo hará en las de 2020 y un 33 % del total de no votantes considera que su elección más probable sería por el candidato demócrata y un 30 % por el actual presidente, Donald Trump.

No obstante, en algunos estados "swing", como se conoce los que no tienen patrón de voto fijo, Trump es el candidato preferido de los que pasan de ir a votar, como es el caso de Arizona, Florida, Nueva Hampshire, Pensilvania y Virginia, según un estudio publicado este miércoles por la Fundación Knight, con sede en Miami.

El estudio "La historia no contada de los no votantes", que fue realizado por un equipo de la empresa Bendixen & Amandi International con asesoría de dos académicos, se encuadra en el Proyecto 100 millones de la Knight Foundation, así llamado porque esa es la cantidad estimada de personas que pudiendo votar no lo hacen, un grupo que en 2016 superó en número al de los votantes.

Hay más no votantes mujeres que hombres (53 % frente a 47%) y más blancos anglosajones (65 %) que hispanos (15 %) y afroamericanos (13 %) .

El 26 % de estos grandes desconocidos de la política estadounidense tiene entre 56 y 73 años, su nivel de estudios es mayoritariamente medio y sus ingresos son discretos.

Los investigadores entrevistaron a más de 14.000 personas, entre ellas no votantes y también votantes, a efectos comparativos, distribuidas en una muestra nacional y en otra específica para diez estados "swing", que suelen marcar el resultado final de una elección.

La principal razón que aducen los no votantes para no participar en los procesos electorales es que no les gustan los candidatos (17 %) y la segunda es que el voto no importa (12 %).

En el conjunto del país un 52 % de los no votantes crónicos dice confiar en que el resultado de la elección representa la voluntad del pueblo y un 18 % tiene "mucha confianza en eso", porcentajes que en el caso de los votantes son del 63 % y del 23 %.

La falta de confianza se debe para un 27 % de los no votantes a que el sistema está "amañado" o es "corrupto" y para un 25 % a que el presidente no es elegido por el voto popular sino por el colegio electoral.

Consecuentemente con esto último, el 50 % de los no votantes -y un 52 % de los votantes- apoyan enmendar la Constitución para el que el presidente sea quien obtenga más votos en total, no más votos en el Colegio Electoral como es actualmente.

En las elecciones presidenciales de 2016 el candidato republicano Donald Trump fue el vencedor a pesar de tener menos votos que la demócrata Hillary Clinton (27,3 % frente a 28,5 %). El 41,3 % de los posibles electores no votó, destaca el estudio.

El 31 % de los no votantes se identifica con los demócratas, un 26 % con los republicanos y un 28 % con los independientes, valores que en el caso de los votantes son 38 %, 30 % y 27 %.

La inmigración (19 %) es el tema más importante actualmente para los no votantes, algo en lo que coinciden con los votantes (22 %), seguido del cuidado de la salud y la economía y el empleo (13 % en ambos casos), que son mencionados en segundo lugar también por los que sí participan en las elecciones (10 % en ambos casos ).

El 62 % de los no votantes y un 74 % de los votantes estarían de acuerdo en abrir un camino para la ciudadanía a los inmigrantes sin documentos que trabajan, pagan impuestos y no tienen antecedentes penales.

La parte más interesante del estudio tiene que ver con la actitud de los no votantes ante las elecciones de 2020 en las que Trump competirá por un segundo mandato frente a un candidato demócrata aun por decidir y que para el 57 % de los que no votan son las más importantes de su vida.

Un 40 % de los no votantes tiene una opinión muy desfavorable del actual presidente y un 11 % algo desfavorable, mientras que los que están a favor de él de manera significativa son un 23 % y los que lo están de alguna manera un 11 %.

Para el 54 % de los que no votan Estados Unidos va por el camino equivocado y los que, por el contrario creen que están en la buena dirección son un 33 %.

El estudio revela que el 71 % de los no votantes tiene previsto votar este año y entre estos, el 78 % dice que está absolutamente seguro de hacerlo.

En los diez estados cambiantes objeto del estudio -Arizona, Florida, Georgia, Michigan, Minesota, Nevada, Nueva Hampshire, Pensilvania, Virginia y Wisconsin- se entrevistó a más de 8.000 personas.

"Los no votantes en los estados 'swing' tienen un interés significativamente menor en la política que los no votantes a nivel nacional", dicen los investigadores.

En cambio, hay pocas diferencias en cuanto a los temas que les preocupan más. La inmigración es el dominante salvo en Pensilvania, donde el empleo y la economía son el numero uno.

Si bien el 33 % de los no votantes se inclina por el candidato que surja de las primarias demócratas, en la mitad de los 10 estados "swing" estudiados, Trump es el preferido.