EFELima

El Ministerio de Transportes y allegados al presidente peruano, Pedro Castillo, deslindaron este domingo con inminentes audios, aún no publicados, que podrían comprometer al mandatario con hechos de corrupción.

A través de un comunicado, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones informó que habían dos exfuncionarias de este despacho que eran aludidas en un audio vinculadas a actos de corrupción.

Sin embargo, aclaró que "las personas aludidas, Verónica Cáceres, ex viceministra de Transportes, y Lizbeth Huamán, ex directora de la Oficina de Monitoreo, Evaluación e Impacto, ya no laboran" en el referido ministerio.

"Ellas fueron separadas de sus cargos como parte del proceso de reorganización, transparencia y lucha contra la corrupción que hemos emprendido de manera interna en este ministerio", indicó el comunicado.

Añadió que a ambas personas se les abrirá un proceso de investigación por parte de la Oficina Anticorrupción del ministerio y de la Oficina de Control Interno para determinar su responsabilidad.

El aludido audio aún no ha sido difundido por los medios de comunicación, aunque presuntamente circula en redes sociales, según indicó el ministerio.

MANDATARIO COMO BLANCO DE GRABACIONES

Castillo había comentado en la víspera que habían sectores opositores que estaban "tramando muchas cosas".

"Saldrán audios, videos editados, pero no podrán callarnos y no podrán doblegar nuestro esfuerzo", dijo.

El mandatario pidió a la población "no dejarse sorprender por algunas voces" que quieren dar a entender que hay "actos de corrupción" en el Gobierno.

El jefe de Estado, sobre el cual pesa una moción de vacancia (destitución) en el Congreso, ha sido grabado en reuniones privadas con legisladores, funcionarios y empresarios, de las que no ha querido entrar en detalles ni explicar por qué no las registró en su agenda oficial.

Aparentemente, los asistentes a esos encuentros nocturnos son empresarios que han sido beneficiados con adjudicaciones de obras en el Estado o puestos en el aparato estatal durante el actual Gobierno.

El dueño de la casa en la que se reunió Castillo en forma privada, Alejandro Sánchez, declaró este domingo al programa Latina Noticias que "no hay nada que pueda comprometer al presidente" Castillo en los audios que pueden ser publicados en las próximas horas.

Sánchez se contactó con otro programa dominical, Cuarto Poder, que publicó hace una semana las reuniones de Castillo, para pedirles que no lo difundan para evitar una inestabilidad política.

Ese programa lo grabó cuando Sánchez les pedía que no lo publiquen bajo el argumento de que el Gobierno estaba saliendo "de una gran crisis" y si nuevamente van a empezar con eso, existe el peligro de inestabilidad.

ACECHO DEL PARLAMENTO

En este ambiente, el mandatario se enfrenta a la posibilidad de que el Congreso apruebe el martes una moción de vacancia (destitución) por presunta incapacidad moral presentada por la legisladora opositora Patricia Chirinos.

El viernes, Castillo inició una serie de encuentros con los líderes de las bancadas en el Congreso para dialogar sobre la gobernabilidad en el país, reuniones que continuarán el día lunes en Palacio de Gobierno.

En esos encuentros, el presidente recibió el pedido de la oposición de aclarar esas citas privadas, que el mandatario atribuyó a su vida personal.