EFEMéxico

El canciller de México, Marcelo Ebrard, reveló este jueves que el expresidente de Bolivia Evo Morales le informó ayer de su decisión de trasladarse a Buenos Aires y le agradeció el trato recibido en México, donde se asiló el 12 de noviembre.

"Sostuve ayer conversación con Evo Morales quien me informó su decisión de trasladarse a Buenos Aires", indicó Ebrard en un breve mensaje en Twitter.

Asimismo, aseguró que Morales "agradeció cumplidamente la generosidad de pueblo y gobierno de México".

Evo Morales, que la semana pasada viajó a La Habana para una consulta médica, llegó este jueves a Argentina procedente de Cuba, confirmó el ministro de Exteriores argentino, Felipe Solá.

"Viene para quedarse en Argentina", añadió el canciller en declaraciones televisivas.

Solá señaló que llegaron al Aeropuerto Internacional de la localidad bonaerense de Ezeiza en la mañana de hoy y hasta el momento no se han difundido imágenes de su llegada.

Piden asilo para entrar en el país, "pero ellos están firmando, a la hora de entrar, el pedido de refugio, que es una condición diferente. Cesa la condición de asilo en cuanto tengan la condición de refugiados", añadió.

La violencia comenzó en Bolivia al día después de los comicios del pasado 20 de octubre, en los que Morales fue proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo entre denuncias de fraude a su favor.

Un informe de la OEA del pasado 10 de noviembre advirtió de "graves irregularidades" en las elecciones, ese mismo día Morales renunció a la Presidencia y al otro día viajó a México en condición de asilado.

Durante su estancia en México, Evo Morales había revelado que estudiaba la oferta de asilo de Argentina debido a la cercanía de este país con Bolivia.

El 6 de diciembre, fuentes diplomáticas y del entorno del exmandatario afirmaron que viajó a Cuba para una consulta médica, aunque desde entonces no se le vio públicamente.

"Sí, él se siente mejor acá que en México, porque además sus dos hijos están acá", argumentó Solá.

El canciller recordó que "hace un mes y pico" Morales pidió asilo a Argentina y el presidente Macri "no se lo concedió", algo que sí hizo el actual mandatario, Alberto Fernández.

"Si no nos ocupábamos de él rápidamente podía correr peligro su vida, y si corría peligro su vida, además de vida humana, iba a correr sangre en Bolivia, en nuestra opinión también", subrayó, y adelantó que por el momento no está prevista una reunión de Fernández con Morales.

El expresidente boliviano tampoco ha pedido hasta ahora custodia y se desconoce dónde va a radicar su residencia, algo que tendrá que comunicar en el pedido oficial de refugio.