EFEBuenos Aires

El expresidente boliviano Evo Morales conmemoró este viernes el 195 aniversario de la independencia de su país durante una conferencia virtual en Argentina y pidió "recuperar la democracia" en Bolivia.

"Una de las tareas que tenemos por ahora es justamente recuperar la democracia", indicó Morales en una charla por videoconferencia organizada por el peronista Partido Justicialista, junto al titular en Argentina de la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur y miembro de esa formación, Daniel Filmus.

Morales afirmó que están teniendo "muchos problemas" para que las elecciones previstas para el próximo 18 de octubre -tras varios aplazamientos por la pandemia de coronavirus- se lleven a cabo de manera justa y denunció intereses de militares en que estas ni siquiera se celebren para instalar un "Gobierno cívico y militar, un golpe dentro del golpe".

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) se encuentra en Argentina desde finales del año pasado, después de marcharse de su país entre acusaciones de fraude electoral por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), en lo que él ha calificado en numerosas ocasiones de "golpe de Estado" por parte de la propia OEA y de quienes accedieron al poder.

La presidenta interina de Bolivia es, desde entonces, Jeanine Áñez.

MORALES CREE QUE EL GOBIERNO INTERINO USA LA PANDEMIA

"Saben que vamos a ganar las elecciones en primera vuelta", aseveró Morales para explicar la dilatación de la celebración de las elecciones, que en un principio se iban a celebrar en mayo y luego el 6 de septiembre pero que "de manera unilateral el Tribunal Supremo", según el expresidente, se trasladaron a octubre.

"No quieren elecciones, usan la pandemia, usan esta convulsión para un nuevo golpe de Estado", recalcó.

Morales apuntó hacia el presidente estadounidense, Donald Trump, como una de las personas involucradas en los sucesos políticos del pasado octubre en Bolivia, y también hacia el magnate Elon Musk, propietario de Tesla, de quien dijo que tiene interés en el litio boliviano.

TENSIÓN Y PUGNAS POLÍTICAS EN LA FECHA PATRIA EN BOLIVIA

El pulso entre el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez y el Parlamento boliviano, de mayoría del partido de Evo Morales, empañó este jueves los actos por el 195 aniversario de la independencia del país.

La acostumbrada sesión parlamentaria que se celebra anualmente por el 6 de agosto, que este año retornó a La Paz, se cumplió de forma presencial y virtual al haber varios contagios de la COVID-19 en la Asamblea Legislativa, incluida quien ejerce como su presidenta, la senadora Eva Copa, del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales.

Un diputado del partido de Áñez compartió en la pantalla gigante instalada en el Parlamento el mensaje "Tiranía, fraude y muerte. Bolivia no olvida", en alusión a los conflictos de octubre y noviembre pasados en el país.

Tras el discurso de Eva Copa, la mayoría parlamentaria "masista" dio por terminada la sesión sin permitir que Áñez leyera su informe a la nación, argumentando que no recibieron el documento por escrito previamente.