EFEManagua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aprobó este martes vía decreto la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, que tiene como fin, según dijo, "garantizar el uso soberano, seguro y confiable del ciberespacio".

A través de un decreto presidencial, el mandatario aprobó esa estrategia que busca, además, "el aprovechamiento de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) como herramienta que contribuya a la paz, la estabilidad, la seguridad y el desarrollo sostenible del país".

En el decreto, Ortega explicó que el uso del ciberespacio representa un desafío global por sus potenciales y diversas afectaciones económicas y sociales, que "demanda desarrollar una cultura de seguridad cibernética".

También que "los ciudadanos, el Estado y la sociedad requieren contar con un ciberespacio confiable y seguro que fortalezcan los actuales niveles de seguridad soberana en función del desarrollo sostenible del país".

PREVENIR RIESGOS Y AMENAZAS CIBERNÉTICAS

El Ejecutivo indicó que existen riesgos y amenazas cibernéticas asociadas al uso de las TICs, que requiere de los países desarrollar estructuras organizacionales, estrategias, marcos jurídicos y capacidades de defensa avanzadas para enfrentarlas.

Por tanto, agregó, es "imprescindible contar con una Estrategia Nacional de Ciberseguridad para la gestión y minimización de riesgos ante este nuevo tipo de amenazas, así como las reglas para adquirir y operar tecnología, tomando en cuenta el contexto nacional e internacional en materia de ciberseguridad".

La estrategia, que se enmarca en la Política de Seguridad Nacional, buscará establecer las condiciones administrativas y jurídicas en materia de ciberespacio, así como las condiciones técnicas de seguridad y resiliencia de las TICs en infraestructuras críticas, del sector público y demás sectores económicos del país.

En sus líneas de acción contempla establecer un órgano de naturaleza consultiva en materia de ciberseguridad integrado por instituciones públicas y privadas para la elaboración de propuestas de políticas, programas y proyectos.

CREARÁN UN EQUIPO DE RESPUESTAS

También establecer un equipo de respuestas ante emergencias informáticas para prevenir, mitigar y responder a los incidentes de ciberseguridad; así como crear mecanismos ágiles y seguros para la denuncia ciudadana sobre hechos de cibercrimen.

Asimismo, insta a que los operadores de justicia tengan el acceso a información y recursos materiales que aseguren una mejor aplicación del marco jurídico, técnico, relacionado con la ciberdelincuencia.

En el decreto, Ortega instruyó al Ministerio de Relaciones Exteriores para que en conjunto con el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) y las instituciones que tengan competencia en el tema de ciberseguridad, elaboren un plan de acción.

Esa estrategia fue aprobada por el mandatario un día después de que los legisladores sandinistas propusieran la iniciativa Ley Especial de Ciberdelitos, que castigará con cárcel la propagación de noticias falsas o tergiversadas y solicitará la extradición de quienes fuera del territorio atenten contra la seguridad del Estado.

Esa iniciativa, junto a otro proyecto también presentado por los sandinistas, ha sido rechazado por organismos y por la oposición.

El otro proyecto es la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, que propone calificar como "agente extranjero" a las organizaciones no gubernamentales y a toda persona natural o jurídica que reciba dinero, directa o indirectamente, de otros Gobiernos o asociaciones extranjeras.