EFEBuenos Aires

Organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos de Argentina encabezaron este domingo una marcha a la emblemática Plaza de Mayo de Buenos Aires para festejar el Día de la Lealtad peronista, movimiento político al que se adscribe el Gobierno de Alberto Fernández, a menos de un mes de que el país celebre elecciones legislativas.

“El domingo 17 es el día de la familia. Celebremos. Y por la tarde, ahora que podemos, movilicémonos a todas las plazas para conmemorar esa gesta popular extraordinaria que fue el 17 de octubre de 1945”, había invitado Fernández, en calidad de titular del peronista Partido Justicialista (PJ) en un comunicado.

“Hagámoslo en paz y unidad. Celebremos en familia con todos los cuidados y respetando los protocolos que este momento nos impone”, agregó el mandatario.

Si bien es cada 17 de octubre cuando se celebra el Día de la Lealtad -que recuerda ese mismo día de 1945, cuando miles de personas exigieron la libertad del entonces coronel Juan Domingo Perón-, el Gobierno y la principal central sindical, la Confederación General del Trabajo (CGT), decidieron festejarlo en otro acto el lunes, al coincidir este domingo con el Día de la Madre en Argentina.

En la marcha de hoy participaron diversas agrupaciones políticas de corte peronista, entre ellas La Cámpora, comandada por el jefe de bloque del oficialista Frente de Todos (FdT) en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner e hijo de la exmandataria y actual vicepresidenta, Cristina Fernández.

“Es importante que cuando vayan a la Plaza (de Mayo) a recordar esa gesta histórica fundacional de nuestro movimiento, no vayamos con una actitud meramente recordatoria, casi nostálgica. De ningún modo”, expresó la vicepresidenta el sábado en un acto de juventudes peronistas.

“Pese a tanta diatriba, tanto análisis enjundioso en pantallas de televisión, el peronismo, le pese a quien le pese sigue hoy más vigente que nunca”, reafirmó.

“NO AL PAGO DE LA DEUDA”

Entre las caras más visibles de la marcha estuvo la titular de la organización de derechos humanos Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini -una de las mayores defensoras de la gestión de Cristina Fernández- que aprovechó su discurso en el acto para pedir al presidente que el país no pague su alta deuda externa.

"Más de la mitad de los argentinos estamos bajo la línea de pobreza. El 44 % del país es pobre. No come más de una vez al día. ¿Y usted quiere pagar la deuda? ¿Con qué? Estamos hartos de pagar deudas. Podemos llenar muchas veces la plaza si es necesario para no pagar la deuda", dijo en el acto De Bonafini, de 92 años.

Esto se opone a lo que afirmó Alberto Fernández, el viernes pasado, en el 57° Coloquio de del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina, donde aseguró que el país “debe resolver” la deuda de unos 45.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional.

“DÍA DE LA LEALTAD”

Otras de las personalidades presentes fue la candidata oficialista a diputada por la provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz.

“El domingo voy a la Plaza. Arrancamos del kilómetro cero del peronismo, en Berisso”, dijo la candidata en referencia al lugar desde donde partió en 1945 uno de los mayores grupos de personas para pedir en la plaza de Mayo, al gobierno de facto de Edelmiro Farrel (1944-1946), que liberara a Perón.

El entonces coronel había sido detenido por sus opositores dentro del Ejército tras alcanzar una gran popularidad entre la clase obrera por las medidas sociales que había impulsado como secretario de Trabajo durante esa dictadura.

Es así que todos los 17 de octubre se conmemora esa masiva movilización obrera que copó Buenos Aires en reclamo de la libertad de Perón, quien luego gobernaría el país en tres oportunidades.

La fecha es considerada el nacimiento del movimiento peronista, que un año después se consolidaría con la fundación del PJ, en el que hasta hoy conviven diferentes corrientes.

LA MOVILIZACIÓN DEL LUNES

En el segundo día de apoyo peronista, la CGT y otros gremios alineados marcharán desde las 14.00 hora local (16.00 GMT) hacia el Monumento al Trabajo de la ciudad de Buenos Aires.

Durante el acto leerán un documento en respaldo al Gobierno nacional y en defensa de los derechos adquiridos, bajo el lema “Desarrollo, Producción y Trabajo”.

Esta convocatoria adquiere un gran significado por la proximidad de las elecciones legislativas del 14 de noviembre, en las que el oficialismo buscará mostrarse fortalecido tras la crisis interna que provocó la derrota en las primarias de septiembre.