EFEManagua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, canceló este lunes el nombramiento de su ministro asesor para políticas y asuntos internacionales, Sidhartha Francisco Marín Aráuz, como su nuevo embajador en Cuba, informó el Diario Oficial La Gaceta.

A través de un acuerdo presidencial, el mandatario decidió "dejar sin efecto el nombramiento" de Marín Aráuz en el cargo de embajador extraordinario y plenipotenciario de la República de Nicaragua ante el Gobierno de Cuba.

"El presente acuerdo surte sus efectos a partir de esta fecha", indicó el mandatario, que no explicó las razones que tuvo para dejar sin efecto el nombramiento del nuevo embajador en La Habana, cargo en que había designado a Marín Aráuz hace 12 días.

De momento Ortega no ha nombrado a un nuevo embajador nicaragüense en La Habana.

Marín Aráuz, que ha sido representante permanente de Nicaragua ante la ONU y embajador en Ecuador, había reemplazado en el cargo al periodista argentino nacionalizado nicaragüense Luis Cabrera González.

Cabrera González era el embajador de Nicaragua en La Habana desde 2007, cuando el líder sandinista Daniel Ortega retornó al poder y restableció las relaciones diplomáticas con Cuba.

El nombramiento de Marín Aráuz había ocurrido cuatro días después que el Gobierno de Ortega, a través del Ministerio de Gobernación, estableciera el libre visado a todos los cubanos que deseen ingresar a Nicaragua "con el fin de promover el intercambio comercial, el turismo y la relación familiar humanitaria".

Nicaragua y Cuba han sostenido estrechas relaciones en los periodos en que el país centroamericano ha sido gobernado por Ortega, que en una primera parte abarcó de 1979 a 1990, y en una segunda que inició en 2007.

Ambos países forman parte de la Alianza bolivariana para los pueblos de América (Alba).