EFEPanamá

El opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) de Panamá dijo hoy que hay suficientes elementos para que el Parlamento investigue al presidente del país, Juan Carlos Varela, por el caso Odebrecht.

El secretario general del PRD, el diputado Pedro Miguel González, citó informaciones de la prensa local referidas a que fondos de la constructora llegaron a las arcas del Partido Panameñista, en el poder, y al propio Varela, durante su campaña por la vicepresidencia en el 2009, algo que el actual jefe del Estado ha reconocido pero destacando que se trataron de donaciones recibidas a través de terceros, no sobornos.

Esos datos aparecen en un informe de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) de la Policía Nacional filtrado parcialmente a los medios, que aseguraron que el documento fue entregado al Ministerio Público (MP-Fiscalía).

Por ello, González exigió al MP, cuya titular es la fiscal general, Kenia Porcell, y a la DIJ, que remitan a la Asamblea Nacional (AN-Parlamento) la "documentación correspondiente" para su procesamiento.

"Nosotros consideramos como partido que existen los suficientes elementos, que son ya del conocimiento público, como para que se abra una investigación" al mandatario, expresó González en una rueda de prensa.

Indicó que en el PRD, primera fuerza parlamentaria con 26 de los 71 diputados del Legislativo aunque internamente muy dividido, se recaba información sobre la supuesta vinculación de Varela con el caso de Odebrecht, pero que quien "tiene toda la información" es Porcell, quien está obligada por la ley a poner en conocimiento a la AN, el órgano competente para procesar al presidente del país.

González se preguntó "qué tiene que decir el MP a la sociedad panameña sobre los miles de millones de dólares que tiene contratado con el Estado panameño Odebrecht" durante el Gobierno de Varela, y afirmó que "el PRD necesita saber toda la verdad, desde la Administración de Martín Torrijos" (2004-2009) y de esa formación política, hasta la actual.

Recordó que por publicaciones de medios escritos se sabe que Varela "no solo recibió 700.000 dólares de Odebrecht como donación en campaña en el año 2009", sino que pasada la campaña por la Presidencia y ya siendo vicepresidente del país "se benefició con los dineros de las contrataciones de Odebrecht por una cifra superior a los 10 millones de dólares".

Según publicó el pasado 16 de noviembre el diario La Prensa citando el informe de la DIJ, tanto el Partido Panameñista como Cambio Democrático (CD), del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), recibieron millones de dólares de Odebrechet.

El actual partido de gobierno "recibió de Odebrecht 10 millones de dólares", indicó el rotativo, que señaló al excónsul panameño en Corea del Sur Jaime Lasso como un actor principal en la relación entre esa formación política y la constructora.

"Con el apoyo que estaba dando Lasso la empresa (Odebrecht) negoció el pago de montos entre los años 2009 y 2010, pagos que se hicieron hasta el años 2014 por un monto total de 10 millones de dólares a favor de las empresas indicadas por Jaime Lasso", publicó el diario.

Lasso admitió en septiembre pasado ante la Fiscalía que en 2009 aportó a la campaña del Partido Panameñista 700.000 dólares procedentes de la constructora, y que esos fondos "fueron reportados para la candidatura del vicepresidente de 2009", que era Varela, según filtraciones a la prensa local.

Lasso y los 700.000 dólares fueron citados el pasado día 9 de noviembre en una audiencia en la que un juez validó un acuerdo de colaboración entre la Fiscalía y Odebrecht, que incluye que por el caso de los sobornos la constructora pagará en plazo de 12 años una multa de 220 millones de dólares y los casos en su contra serán archivados en el país.

Varela ha dicho que su Gobierno "ha licitado 10.000 millones de dólares" en proyectos de infraestructura, de los cuales la constructora brasileña "tendrá ni el 1 %".

"Este gobierno no está siendo" cuestionado por "temas de sobornos", recalcó el presidente el pasado 9 de noviembre.

Odebrechet llegó a Panamá en 2006, tiene unos 8.000 trabajadores, es la principal contratista del Estado panameño y actualmente ejecuta obras que superan los 3.000 millones de dólares.