EFELima

El Gobierno de Perú manifestó su protesta y malestar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por haber permitido la participación en su 171 período de sesiones a representantes de tres colectivos vinculados con la organización subversiva y terrorista Sendero Luminoso.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú anunció en un comunicado el jueves que la protesta fue comunicada mediante una nota remitida a la CIDH por su representación permanente del Perú ante la OEA.

El Ejecutivo peruano deploró que la CIDH no interrumpiera a los simpatizantes de Sendero Luminoso cuando defendieron el "pensamiento Gonzalo", la ideología de la organización diseñada por su fundador Abimael Guzmán ("presidente Gonzalo"), que buscaba replicar en Perú la revolución china de Mao Zedong en una sanguinaria guerra popular.

Por ello el Gobierno de Perú rechazó con firmeza que se haya utilizado ese espacio para hacer apología del terrorismo perpetrado por Sendero Luminoso entre 1980 y 2000, que generó un conflicto armado interno saldado con unos 69.000 muertos, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

Asimismo, instó a la CIDH a tomar las medidas necesarias para continuar fomentando espacios de diálogo libre con organizaciones de la sociedad civil y garantizar, al mismo tiempo, que dichos espacios no sean aprovechados para difundir discursos contrarios a la paz social, la democracia y el estado de derecho.

La intervención de los simpatizantes de Sendero Luminoso se dio en una reunión de trabajo celebrada por la CIDH con representantes de la sociedad civil durante el 171 período de sesiones, que se celebró en Sucre (Bolivia) del 7 al 16 de febrero, según advirtió este martes la organización de derechos humanos Waynakuna.

En ella intervino Natalia Osco, como representante del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), considerado el brazo político de Sendero Luminoso, pues su líder Alfredo Crespo, es el abogado de Abimael Guzmán, que actualmente a sus 84 años cumple desde 1992 cumple cadena perpetua en la base naval del Callao.

Osco denunció ante la CIDH que el Estado peruano excluye de la vida política al Movadef y que lo persigue y discrimina "estrictamente por adaptar una línea marxista, leninista, maoísta, pensamiento Gonzalo".

La denunciante recordó que la legislación peruana impide "a los exprisioneros políticos trabajar como profesores en las escuelas y en la administración pública, y fundar partidos políticos y postular a cargos en elecciones, bajo el argumento de haber sido sentenciados por los llamados delitos de terrorismo".

También tuvo la palabra Álex Cardenas, del Instituto de Investigacion y Asesoria Legal Ratio Iuris, quien denunció "la existencia en Perú de una política antiterrorista discriminatoria y excluyente contra todo aquel que tenga ideas afines al marxismo, leninismo, maoísmo, pensamiento Gonzalo".

Asimismo, en la reunión hubo representantes de la Asociación de Familiares de Presos políticos Desaparecidos y Víctimas de Genocidios (Afadevig), que hasta hace poco tenía un mausoleo en un cementerio de Lima con senderistas que murieron en 1986 durante la matanza de El Frontón, una prisión para condenados por terrorismo.

Sendero Luminoso fue fundado con una ideología maoísta a finales de los años 60 por Abimael Guzmán, que se desempeñaba como profesor en la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, pero sus acciones armadas no comenzaron hasta finales de los años 70.

Actualmente la cúpula de Sendero Luminoso está en prisión, mientras un remanente al mando de los hermanos Víctor y Jorge Quispe Palomino (apodados "camarada Raúl" y "camarada José", respectivamente) sigue activo bajo el nombre de Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP).

Ellos controlan parte del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la mayor cuenca cocalera de Perú, donde actúan en connivencia con el narcotráfico.