EFEToronto (Canadá)

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, calificó de "horrorosa" la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de anular la protección del derecho al aborto vigente en el país desde 1973.

Tras la publicación de la sentencia del Supremo estadounidense que revoca la histórica sentencia "Roe contra Wade" de hace casi 50 años, Trudeau dijo en Twitter que "las noticias que llegan de Estados Unidos son horrorosas".

Trudeau expresó su apoyo a los millones de mujeres que han perdido el derecho a interrumpir el embarazo. "No me puedo ni imaginar el miedo y la ira que están sintiendo en estos momentos", dijo.

El político canadiense añadió que ni los Gobiernos ni los políticos deben determinar la voluntad de las mujeres.

"Ningún Gobierno, político u hombre debería decirle a una mujer lo que puede o no hacer con su cuerpo", señaló Trudeau, quien envió a las mujeres canadienses un mensaje de tranquilidad: "que sepan que siempre defenderemos su derecho a decidir", dijo.

Aunque en Canadá el aborto es legal, desde que en 1988 el Tribunal Supremo canadiense derogó la legislación existente no existe una ley que regule la interrupción del embarazo.

En mayo, cuando se filtró el borrador de la decisión publicada hoy por el Supremo estadounidense sobre "Roe versus Wade", Trudeau declaró que estudiaría la presentación de un proyecto de ley para asegurar el derecho al aborto en Canadá.