EFELa Paz

Un comité investigará supuestos casos de persecución política e ideológica durante los casi catorce años de Gobierno de Evo Morales, que el Ejecutivo interno de Bolivia asegura que alcanzan los 1.300.

"No es un acto de venganza, es un acto de responsabilidad", aseguró la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, tras recibir la resolución que crea esa instancia de manos del ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, en el palacio de Gobierno en La Paz.