EFETegucigalpa

Un juez de Honduras dictó este miércoles auto de formal procesamiento por lavado de dinero en el caso del millonario desfalco en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) a su último director Mario Zelaya, que cumple una condena de 71 años, y al hondureño Roberto Alejandro Atuán.

El portavoz del poder Judicial en Tegucigalpa, Carlos Silva, dijo a periodistas que en la audiencia inicial el juez resolvió dictar formal procesamiento y prisión preventiva para Zelaya y Atuán, el último detenido el día 9.

Zelaya es acusado de malversación de caudales públicos y cuatro delitos de violación de los deberes de los funcionarios, mientras que Atuán por un delito de lavado de activos y cuatro de encubrimiento en el Seguro Social.

Según la investigación, Atuán en el 2013 se sumó al "esquema de saqueo y blanqueo de capitales" del Seguro Social al recibir un poco más de 5,3 millones de lempiras (217.479 dólares) de tres empresas fantasmas y cerca de 4,3 millones de lempiras (174.000 dólares) de líneas de crédito extendidas a favor de una agencia de viaje.

El acusado -quien es amigo de Mario Zelaya, quien está detenido en una unidad militar cercana a Tegucigalpa con otros exfuncionarios acusados del millonario saqueo, que fue descubierto hace tres años- recibió cheques de las "empresas fachadas SUMIMED, SARPER y COPROMED", recursos que utilizó, según las autoridades, para "incrementar su capital".

Además, compró "una gran cantidad de pasajes aéreos a Mario Zelaya, su familia, funcionarios de esa institución y personas particulares", añade la denuncia.

Mediante la suscripción de "falsos contratos de prestación de bienes y servicios" entre el Seguro Social y las empresas falsas se sustrajeron "casi 300 millones de lempiras (12,2 millones de dólares) de las arcas estatales", señaló la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal, que depende del Ministerio Público.

El 12 de abril de este año, Mario Zelaya fue condenado a 30 años de prisión por tres delitos, incluido lavado de activos, una pena que se suma a otra que ya cumple, de 41 años.

Por este mismo caso es acusado de cuatro delitos de violación de los deberes de los funcionarios el exjefe de Compras, Materiales y Suministros del Seguro Social, José Zelaya, quien se encuentra prófugo de la justicia.

Por el caso de corrupción en el IHSS, uno de los más sonados en la historia del país, se han dictado catorce sentencias, medio centenar de personas están acusadas y 300 millones de lempiras (12,2 millones de dólares) han sido asegurados en bienes de origen ilícito.