EFELa Paz

El pronunciamiento de un magistrado cuestionando el aval constitucional que apoyó a Jeanine Áñez cuando asumió el poder de forma interina en Bolivia desencadenó este viernes un intenso debate en el país sobre la legalidad de su mandato, que está prorrogado hasta después de los comicios de mayo.

El magistrado del Tribunal Constitucional de Bolivia Petronilo Flores dijo ante una comisión parlamentaria que "no tiene valor legal y no es vinculante" un comunicado de este órgano que el 12 de noviembre pasado avaló a Áñez al asumir el poder interinamente.

La mandataria transitoria activó ese día como senadora el mecanismo sucesorio establecido en la Constitución boliviana, en medio de un vacío de poder por la renuncia dos días antes de Evo Morales, quien denunció que era víctima de un golpe de Estado para derrocarlo con presiones de militares y policías, entre otros.

El comunicado del tribunal se basó en una interpretación constitucional de 2001, anterior a la Constitución de 2009, para casos de vacío de poder.

EN CONTRA DE ÁÑEZ

"Lo que habíamos afirmado está comprobado, el comunicado utilizado por la autoproclamada no tiene ningún valor legal", escribió Evo Morales en Twitter.

Morales salió de Bolivia el pasado 11 de noviembre, primero a México, luego a Argentina y después a Cuba, y desde el exterior denuncia que Áñez usurpó el poder.

El diputado Víctor Borda, del partido del expresidente, el Movimiento al Socialismo, advirtió de que si carece de eficacia jurídica la forma en que Áñez asumió el poder, su "interinato" sería ilegal hasta que fue aprobada una prórroga de su mandato.

Borda se refería así ante los medios en La Paz al periodo del 12 de noviembre de 2019 al 17 de enero de 2020, cuando el Parlamento boliviano aprobó una ley que extiende el mandato interino hasta que se forme un nuevo Gobierno tras las elecciones de mayo.

Evo Morales tenía mandato en curso hasta el 22 de enero de este año.

A FAVOR DE LA MANDATARIA INTERINA

Otros diputados, como Norma Piérola, del Partido Demócrata Cristiano, defendieron por contra que la legalidad de Áñez "no tiene nada que ver" con el comunicado que emitió el tribunal mientras los parlamentarios del MAS, con mayoría en el Parlamento, "estaban escondidos" en medio de un vacío de poder.

Por su parte, el ministro interino de Justicia, Álvaro Coimbra, publicó en Twitter que "la sucesión constitucional de la presidente Jeanine Ánez fue efecto de la crisis que generó el monumental fraude que llevó adelante Evo Morales".

El entonces presidente fue declarado vencedor para un cuarto mandato seguido en las elecciones del pasado octubre, entre denuncias de fraude a su favor e informes de organismos internacionales sobre irregularidades, que luego fueron anuladas y convocados nuevos comicios para el 3 de mayo próximo.

El ministro argumentó en la red social que el comunicado del tribunal fue "un pronunciamiento oficial del ente que interpreta la Constitución y que dio línea sobre la salida constitucional".

Jeanie Áñez encabeza una de las candidaturas presentadas a la presidencia del país para los comicios de mayo, que están pendientes de su habilitación por el órgano electoral.