EFEAsunción

Tres parlamentarios se encuentran entre los 1.400 imputados en Paraguay por hechos relacionados con la violación de la cuarentena establecida para evitar una expansión del COVID-19, que ha causado cinco muertes y un centenar de contagiados en el país.

El diputado Edgar Ortiz, del Partido Liberal, el mayor de la oposición, es el último de esos imputados y se une a la senadora María Eugenia Bajac, de la misma formación, que dio positivo tras asistir a una sesión de la Cámara Alta, cerrada desde entonces.

La diputada Del Pilar Medina, del gobernante Partido Colorado, está también imputada por incumplir la cuarentena tras su regreso de Perú, donde acudió a un congreso religioso en compañía de Bajac.

Ortiz fue imputado por violación de la cuarentena y por resistencia a la autoridad, anunció este martes la Fiscalía, que requirió que se comunique a la Cámara Baja la solicitud de desafuero.

Un vídeo que circuló en las redes sociales mostraba a Ortiz discutiendo con los agentes de un control policial instalado en una ruta para velar por el cumplimiento de la cuarentena, que establece restricciones al movimiento de personas.

Ya el lunes, tras conocerse el incidente, un grupo de apoderados de su partido denunciaron ese comportamiento de Ortiz, al que acusaron de actuar como un "matón de barrio", y solicitaron que se inicie el proceso para su pérdida de investidura en la Cámara Baja.

La amenaza de la pérdida de investidura también se cierne sobre Bajac, que está imputada por violación de la cuarentena y por tentativa de lesión grave.

Por contra, desde el Partido Colorado no han transcendido medidas contra la diputada Medina.

Bajac, que es pastora evangélica, y Medina viajaron juntas a un congreso provida en Lima, donde la primera resultó contagiada por el coronavirus.

La senadora no conoció ese hecho hasta el 2 de abril, un día después de que asistiera a la sesión del Senado, que fue clausurado hasta Semana Santa tras conocerse el positivo de Bajac.

UN MILLAR Y MEDIO DE IMPUTADOS

La Fiscalía ya ha imputado a 1.457 personas por hechos punibles relacionados con la cuarentena sanitaria y detectados en todo el país, según informó el Ministerio Público en un comunicado.

Esa normativa rige hasta el 12 de abril e incluye restricciones de personas y vehículos durante las 24 horas del día, salvó diversas excepciones en el sector laboral y mostrando una justificación, que tendrá además carácter de declaración jurada.

Este último decreto presidencial sigue a las medidas tomadas con anterioridad por el jefe del Ejecutivo, Mario Abdo Benítez, como el cierre de las fronteras terrestres y el cese de los vuelos al exterior, tanto de ida como de vuelta.

El COVID-19 se ha cobrado cinco muertes en Paraguay, donde hay 115 casos confirmados, según el último reporte de la cartera sanitaria.