EFEQuito

Varias de las promesas de campaña del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, en materias de empleo, educación y lucha contra la corrupción, quedaron al margen de los programas de Gobierno o del Plan Nacional de Desarrollo (PND), lo que restó a la ciudadanía la posibilidad de exigir su cumplimiento.

Así lo señaló este miércoles el grupo de investigación FARO en un informe denominado "Del Dicho al Hecho", en el que hace balance del primer año de gestión del mandatario, de tendencia conservadora.

Entre los principales hallazgos de la investigación figura que las promesas electorales del hoy presidente se hicieron de manera informal y no figuran en el plan gubernamental inscrito en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y, por ende, son difíciles de medir.

"En varios casos, de hecho, las promesas de campaña no se traducen a metas en el Plan de Desarrollo. Esto refleja una serie de vacíos de cómo llevar las promesas a una política pública y metas difícilmente cuantificables", manifestó Ana Patricia Muñoz, directora ejecutiva de FARO.

Lo hizo en una rueda de prensa en la que aseguró que en los temas analizados "ha habido avances limitados que generan preocupación en el cumplimiento de las metas a cuatro años".

Dos de los temas, el empleo y la lucha contra la corrupción, figuran entre las principales preocupaciones de la ciudadanía ecuatoriana, según las encuestas más recientes, mientras que el de la educación ha sido seleccionado por ser una de las cuestiones tradicionalmente vinculadas al desarrollo de un país.

Los tres indicadores figuraron entre los seis temas que el centro de análisis investigó sobre el cumplimiento de promesas electorales en el primer año de gobierno del anterior presidente Lenín Moreno (2017-2021), que obtuvo un balance de cumplimiento del 38 %, acotó Muñoz.

Sin embargo, eludió hacer un análisis comparativo entre ambos dirigentes puesto que en el caso de Moreno se elaboraron 28 informes que permitieron obtener indicadores más amplios que los realizados para el caso de Lasso.

EMPLEO

En el área del empleo se analizó la promesa de crear de un millón de empleos en 4 años, algo difícil de alcanzar, según vaticina FARO a la luz de que entre mayo de 2021 y marzo de 2022 se habían creado apenas 152.169 puestos de trabajo.

También se revisó la meta de lograr una tasa de empleo adecuado del 35,19 %, que sí figura en el PND, cuando en la actualidad es del 32,75 %, conforme a los datos del centro de investigación.

Por otra parte recoge que la promesa de incrementar el salario básico unificado hasta los 500 dólares a lo largo de los cuatro años de mandato no se encuentra oficializada en el plan de gobierno, ni el PND, aunque sí fue difundida en redes sociales.

En diciembre pasado, el Ejecutivo decretó un aumento en el salario básico en 25 dólares (un 6,25 %) para situarse en 425 dólares, y de producirse nuevos aumentos se podría alcanzar el objetivo ofrecido, advierte FARO.

LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

En materia de lucha contra la corrupción se creó la Comisión Anticorrupción respaldada por organismos internacionales, oferta que fue planteada en medios sociales, aunque no oficializada.

En cuanto a la promesa de promover una cultura anticorrupción que refuerce las instituciones de control y facilite el acceso a la información pública, el centro encontró que existen metas asociadas al cumplimiento de la propuesta en el PND, pero que están relacionadas con factores de percepción y confianza ciudadana.

EDUCACIÓN

Respecto a la educación, la promesa fue implementar programas de excelencia para futuras generaciones de educadores y crear una escuela digital de capacitación docente, promesa que se encuentra contenida en plan de Gobierno, aunque no en el PND.

El Ministerio de Educación planteó ejes de formación de docentes, si bien FARO indicó que aún no se ha dado a conocer una normativa o información pública sobre el presupuesto asignado.