EFECaracas

El Gobierno venezolano manifestó este martes su aspiración a que el levantamiento de algunas sanciones por parte de Estados Unidos marquen un nuevo camino entre ambos países y se traduzca en la eliminación absoluta de estas restricciones.

Así lo expresó la vicepresidenta ejecutiva del país caribeño, Delcy Rodríguez, en lo que fue la primera reacción del Gobierno chavista a la medida estadounidense.

"Venezuela aspira a que estas decisiones de los Estados Unidos de América inicien el camino para el levantamiento absoluto de las sanciones ilícitas que afectan a todo nuestro pueblo", indicó la funcionaria a través de su cuenta en Twitter.

El Gobierno venezolano, prosiguió Rodríguez, ha verificado y confirmado las noticias reseñadas en medios de comunicación, según las cuales EE.UU. levantará algunas de sus sanciones, entre ellas la prohibición a la petrolera estadodounidense Chevron de negociar con la estatal PDVSA.

Un funcionario de alto nivel de la Administración estadounidense, durante una llamada con periodistas, aclaró que la decisión permite a ambas compañías petroleras "hablar", pero en ningún caso explotar o comerciar con crudo venezolano, por lo que no supondrá "ningún aumento de los ingresos del régimen".

La vicepresidenta añadió que el Ejecutivo de Nicolás Maduro "seguirá promoviendo de manera incansable el diálogo fecundo en formato nacional e internacional".