EFELima

El candidato presidencial peruano Yonhy Lescano, de 62 años, ha conseguido reflotar a uno de los más antiguos partidos políticos en el país, Acción Popular, señalado como responsable de la última crisis política, y colocarse como favorito para ganar la primera vuelta electoral del 11 de abril.

Lescano, abogado y profesor de la Universidad Nacional del Altiplano, fue congresista en cuatro periodos consecutivos por Acción Popular (AP) y en alianza con el Frente de Centro desde el 2001 hasta el 2019.

Durante el último quinquenio Lescano fue uno de los más destacados críticos a las gestiones del dominante partido opositor Fuerza Popular y sus maniobras para bloquear los avances en la lucha contra la corrupción, incluso frente a la posición de varios de sus compañeros de filas.

Sin embargo, su último paso por el Congreso quedó ensombrecido por una denuncia de acoso sexual a una periodista en 2019 que llevó al Congreso a sancionarlo con una suspensión de 120 días del cargo, la máxima posible.

Esa acusación luego fue archivada por el Ministerio Público por falta de mérito.

En su defensa, Lescano dijo que no tenía necesidad de acosar porque tiene "esposa" e hijos y atribuyó la denuncia a un "complot" y "venganza política" de un "sistema político corrupto que se infiltró en el Congreso".

Durante su paso por el Legislativo, el abogado, nacido en la surandina región de Puno, también propuso en el 2018 aplicar la castración química para sancionar a los violadores de menores.

Su propuesta fue aprobada en el pleno, pero semanas después fue eliminada y se incrementó la pena para estos delitos hasta la cadena perpetua y hacerlo imprescriptible.

EN EL FOCO DE LA CRISIS

Tras alzarse con el triunfo en las elecciones internas de su partido a fines del 2020, Lescano tomó el complicado encargo de encabezar una candidatura presidencial de AP, escasas semanas después de la crisis política generada por la destitución del expresidente Martín Vizcarra, en noviembre del año pasado.

Su partido, tradicionalmente de centro-derecha y moderado, fue uno de los principales impulsores de la vacancia de Vizcarra, en plena crisis sanitaria por la covid-19, y el sucesor del exmandatario fue el entonces titular del Congreso, Manuel Merino, representante del grupo político.

No obstante, el descrédito popular hacia esta medida, puesta de manifiesto en marchas de protesta que recibieron una violenta represión policial, forzó la renuncia del mismo Merino, horas después de la muerte de dos manifestantes en Lima.

A favor de Lescano juega que fue uno de los pocos que criticó abiertamente la destitución y la gestión de Merino pese a la afinidad partidaria.

POPULARIDAD EN EL SUR ANDINO

El candidato presidencial, que siempre tuvo un perfil más a la izquierda que su partido, aprovechó su popularidad en el sur del país, donde tiene su bastión electoral, para extender su respaldo a otras regiones y a Lima, donde se concentra el grueso del electorado peruano.

De acuerdo al último simulacro de votación de la empresa Ipsos, Lescano reúne el 14,7 % de votos válidos, mientras que otro simulacro de CPI le dio 16,2 % de votos válidos a nivel nacional.

Sus rivales lo acusan de ser populista con sus propuestas de índole económico, que apuestan por el mayor gasto público y una economía "nacional" que lo ubican hacia la izquierda, si bien en temas sociales es un reconocido conservador, contrario al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo.

EL HUÁSCAR Y EL CAÑAZO

Sin embargo, su favoritismo y sus excesos populistas han tenido altibajos en la campaña, especialmente después de expresar que, una vez que gane la Presidencia, pediría a Chile la devolución del Huáscar, un buque emblema de la Guerra del Pacífico en el que cayó abatido su comandante Miguel Grau, máximo héroe de la Marina peruana.

Lescano también se ha declarado defensor del cañazo (aguardiente de caña de azúcar) como medida preventiva del covid-19, aunque rechazó que esté incluido en su plan de gobierno.

"Yo creo en la medicina popular, en la medicina natural. La gente se cura con la hoja de coca, con la sal y con una serie de hierbas y plantas que hay en la Amazonía", aseguró el candidato en una entrevista.

"Anda a Cusco, Puno o Huancavelica para que la gente te diga cómo se ha curado. Es una respuesta que he visto yo en las regiones, para que el bicho no se aloje en la garganta", defendió Lescano sobre esta bebida alcohólica.

UN PIE EN SEGUNDA VUELTA

La probable victoria de Lescano en primera vuelta, lo llevará a definir la Presidencia en junio con alguno de los cinco rivales que prácticamente empatan en el segundo lugar: Keiko Fujimori, Hernando de Soto, Rafael López Aliaga, George Forsyth o Verónika Mendoza.

AP será probablemente el partido político con la bancada más numerosa, unos 30 representantes, de un total de 130 legisladores, escasos meses después de las marchas de repudio que generó el efímero gobierno de Merino y que parecían haber condenado al partido.

Mónica Martínez