EFEBeirut

El presidente sirio, Bachar al Asad, destacó hoy que la victoria del ejército nacional en la ciudad de Alepo pertenece también a los países que están contribuyendo de forma efectiva en la lucha contra el terrorismo en Siria, especialmente Irán y Rusia.

Así lo afirmó el mandatario durante una reunión en Damasco con el asistente del Ministerio iraní de Exteriores para los Asuntos Árabes y Africanos, Yaberi Ansari.

Al Asad subrayó en el encuentro que el triunfo en Alepo supone también un "revés para todos los Estados que son hostiles al pueblo sirio y que han empleado el terrorismo como medio para lograr sus intereses".

Por su parte, el diplomático iraní hizo hincapié en las relaciones estratégicas bilaterales que han contribuido a fortalecer Siria e Irán, y al resto de países de la región, frente a "conspiraciones extranjeras".

Insistió en que Teherán continuará consolidando sus lazos con Damasco y proporcionará todo el apoyo para reforzar la determinación del pueblo sirio en la lucha contra el terrorismo.

Ansari informó también a Al Asad de los últimos esfuerzos políticos para poner fin al conflicto en Siria, como la reunión de esta semana en Moscú entre los ministros de Exteriores de Rusia, Irán y Turquía.

En esa cita, celebrada hace dos días, los jefes de las diplomacias de esos tres países acordaron relanzar el proceso de paz sirio sin contar con Occidente.

Rusia e Irán son los dos principales valedores internacionales del Gobierno de Damasco; mientras que Turquía respalda a la oposición siria.