EFESantiago de Chile

Alcaldesas y expertas iberoamericanas analizaron hoy en Santiago de Chile el desafío de diseñar ciudades incluyentes, donde las mujeres participen de forma activa en las políticas públicas, los procesos de transformación y el desarrollo urbano sostenible.

Durante esta jornada de la III Cumbre de Agendas Locales de Género, inaugurada este lunes en la capital chilena, lideres iberoamericanas presentaron iniciativas y experiencias desarrolladas en consistorios municipales con el objetivo de instalar la igualdad en los espacios urbanos.

"Hasta ahora, la planificación política de las ciudades se hizo omitiendo a las mujeres pero esto ya está cambiando", aseveró Ana Falú, experta en género y hábitat de la Universidad de Córdoba, Argentina, durante la reunión, que aborda la temática "Mujer y ciudad".

Ante un auditorio de 400 personalidades de 21 países, la experta explicó que la introducción de la perspectiva de género en las políticas públicas está transformando la planificación y gestión de las ciudades, pues no solo estimula el uso igualitario del espacio urbano sino que también ayuda a identificar conflictos que permanecen ocultos.

Uno de ellos es la problemática del acoso sexual en el transporte público, un tipo de violencia que el Ayuntamiento de Quito, Ecuador, busca erradicar a través de un proyecto municipal que provee apoyo especializado a las víctimas y les asesora para denunciar a los agresores.

"La violencia contra las mujeres ha salido del espacio privado y se ha instalado en el público como una situación normal, eso es algo que no debemos tolerar", dijo la vicealcaldesa del Distrito Metropolitano de Quito, Daniela Chacón, durante su intervención en la cumbre.

Siete de cada diez mujeres de la capital ecuatoriana declara haber sufrido acoso sexual alguna vez en su vida, sin embargo, muy pocas acaban denunciando los hechos ante la justicia, explicó Chacón.

"Si queremos que las mujeres sean autónomas deben poder viajar en transporte público de forma digna y segura", recalcó.

Una experiencia parecida es la que pretenden implantar en la Ciudad de México donde, según explicó a Efe la directora del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal, Teresa Incháustegui, se creará una aplicación para que las mujeres puedan señalar en un mapa los lugares inseguros que requieran una intervención urgente.

En tanto, la alcaldesa de Santiago de Chile, Carolina Tohá, subrayó la necesidad no solo de desarrollar un transporte que sea digno y seguro para las mujeres, sino también accesible para toda la población.

"Hemos privilegiado el transporte individual por encima del colectivo. Desplazarse rápidamente en un automóvil privado es un sueño que ahora se ha convertido en una pesadilla", aseveró.

Tohá, que combina la alcaldía de Santiago con la copresidencia del Grupo de Apoyo de Alto Nivel en Transporte Sustentable para las Naciones Unidas, invitó a las autoridades a invertir en un modelo de movilidad colectiva, sustentable y amable con las personas.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, defendió un cambio de mentalidad en las políticas públicas locales, que según dijo, deben centrarse no tanto en "establecer derechos", sino en garantizar "el cuidado de los ciudadanos".

La llamada "política de los cuidados" fue uno de los principales anuncios que lanzó tras asumir como alcaldesa de la capital española, en junio del año pasado.

"¿Qué tiene esto que ver con el feminismo y la integración de políticas de género? Pues mucho, porque tiene que ver con el cambio de la cultura de la sociedad. Si queremos cambiar los derechos de las mujeres es para garantizar los derechos de todos", enfatizó.

Este encuentro, que culminará el próximo jueves, fue organizado por ONU Mujeres, la Unión Iberoamericana de Municipalistas (UIM), la Municipalidad de Santiago y la Asociación Chilena de Municipalidades con el objetivo de intercambiar experiencias de gestión en materia de políticas públicas locales y avanzar hacia la igualdad de género.

La reunión "Mujer y Ciudad" constituye una oportunidad para repensar el desarrollo de las ciudades desde el enfoque de la igualdad de género y de la justicia social.