EFEBuenos Aires

Argentina alcanzó este viernes otro récord de nuevos casos de coronavirus al registrar 139.853 contagios en un día por primera vez desde el inicio de la pandemia, en el contexto de una "tercera ola" marcada por la irrupción de la variante ómicron.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud, el número total de positivos ascendió a 6.932.972 desde el inicio de la pandemia, mientras que los fallecimientos se elevaron a 117.901, tras ser notificadas 96 muertes en las últimas 24 horas.

Estas cifras marcan un ascenso respecto a los positivos reportados el jueves último, cuando se notificaron 128.402 casos y por encima del récord previo alcanzado el martes pasado de 134.439 contagios.

Asimismo, el índice de positividad reportado este martes para el conjunto del país fue del 69,8 %, ya que se hicieron 200.265 testeos en todo el territorio nacional, ampliamente por debajo del porcentaje del 10 % recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con las cifras oficiales, hay 5,8 millones de personas que se contagiaron y que ya han sido dadas de alta, mientras que el número de pacientes con diagnóstico confirmado de la covid-19 que permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos fue este viernes de 2.268, en crecimiento en las últimas semanas pero aún muy por debajo del pico máximo de 7.969 del pasado 14 de junio.

El porcentaje de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 41,7 % a nivel nacional y del 41,4 % si solo se considera Buenos Aires y su periferia.

Tras meses de situación epidemiológica favorable, en octubre pasado el Gobierno argentino flexibilizó la mayoría de las restricciones sanitarias vigentes hasta entonces, incluyendo la apertura total de las fronteras.

Sin embargo, los casos comenzaron a ascender nuevamente desde noviembre y con un ritmo vertiginoso en las últimas semanas, dando lugar a una "tercera ola" de covid-19 en el país suramericano.

Por ese motivo, el Gobierno argentino impuso desde el 1 de enero el uso del pase sanitario, que requerirá acreditar esquemas completos de vacunación para poder asistir a actividades consideradas de "riesgo epidemiológico", como eventos masivos al aire libre o en espacios cerrados.

Mientras tanto, Argentina, con unos 45 millones de habitantes, continúa con su campaña de vacunación contra el coronavirus iniciada a finales de 2020.

De acuerdo con datos oficiales difundidos este viernes, hasta el momento se han aplicado 81,5 millones de dosis y se han distribuido 99,2 millones por todo el territorio nacional.

Un total de 38,9 millones de personas recibieron la primera dosis de la vacuna, mientras que 33,8 millones fueron inoculadas ya con la segunda.

Asimismo, 2,8 millones de argentinos han recibido una tercera dosis adicional y otros 5,9 millones recibieron una dosis de refuerzo, en el marco de la estrategia de vacunación iniciada en octubre para reforzar la inmunidad de diversos grupos.