EFESan Juan

La población de Barbados, de cerca de 280.000 habitantes, acude a las urnas este miércoles en una jornada histórica por tratarse de los primeros comicios generales desde que el país caribeño rompió con la Corona británica y se convirtió en una república.

La cita electoral, que se desarrolló sin incidentes en las primeras horas, se celebra tres años y medio después de ser elegida primera ministra Mia Mottley, candidata de nuevo del Partido Laborista de Barbados (BLP).

Un total de 108 candidatos compiten por los 30 escaños del Parlamento de Barbados en estas elecciones anticipadas.

Mottley justificó la convocatoria de elecciones 18 meses antes de la fecha límite constitucional por la necesidad de contar con un país unido.

VOTACIÓN LENTA

La población acudió a los colegios electorales de forma lenta durante la primera mitad del día como resultado de los protocolos contra la covid-19.

Al mediodía, los líderes de los dos partidos principales aún no habían emitido su votos.

Los analistas prevén una lucha directa entre el BLP de Mottley y el Partido Laborista Democrático (DLP), encabezado por la abogada Verla De Peiza, una formación con un proyecto en el centroizquierda del espectro político pero con el personalismo que caracteriza a la política de Barbados.

La tercera alternativa la encabeza Joseph Atherley y es la Alianza por el Progreso (APP), fruto de la unión para estos comicios del Partido del Pueblo por la Democracia y el Desarrollo (PdP) que lidera y el Partido Progresista Unido.

Es la primera vez en la historia de Barbados que los dos principales partidos políticos son liderados por mujeres. De Peiza, elegida en agosto de 2018, busca revertir el desastroso resultado de Freundel Stuart en los últimos comicios, en los que el DLP perdió todos sus escaños.

UN TOTAL DE 266.330 INSCRITOS

La Comisión Electoral y de Límites (EBC, en inglés) de Barbados informó que un total de 266.330 personas se han registrado para votar y que los 30 distritos electorales estarán abiertos hasta las 18.00 hora local (22.00 GMT).

El presidente de la EBC, Leslie Haynes, subrayó que todos los protocolos de protección contra la covid-19 se seguirían al pie de la letra, además de instar a los votantes a mantener medidas se seguridad.

Debido a la normativa de la covid-19 es posible que se retrasen los resultados, para los que no hay fecha de divulgación.

La covid-19, y los 5.000 contagiados que no podrían votar, motivó el intento de detener las elecciones del minoritario Partido de Soberanía de Barbados (BSB, en inglés), que fue desestimado por el Tribunal Superior.

Los observadores políticos ven las elecciones como una oportunidad para que el DLP tenga la oportunidad de volver al Parlamento tras perder toda su representación en 2018.

SIN POSIBILIDADES PARA TERCEROS PARTIDOS

Kristina Hinds, jefe del Departamento de Gobierno, Sociología, Trabajo Social y Psicología de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI, en inglés), descartó en un debate televisado cualquier impacto en el resultado de las elecciones de formaciones que no sean los partidos de Mottley o De Peiza.

Mottley, quien ha sido representante parlamentaria del distrito electoral de Saint Michael durante los últimos 28 años, ha insinuado que este puede ser su último mandato como primera ministra del país.

La exministra Lucille Moe, que había disfrutado de una larga relación política con Mottley y ahora se ha unido al DLP, dijo en el mismo debate que no cree que la primera ministra sea una buena opción dado el desempeño demostrado durante su mandato.

Con cerca de 280.000 habitantes predominantemente de ascendencia africana, Barbados se convirtió en una república parlamentaria el 30 de noviembre de 2021 y Sandra Mason asumió la jefatura del Estado, con lo que se puso fin a su estatus monarquía constitucional con Parlamento, con la reina Isabel II como jefa de Estado.