EFERío de Janeiro

Brasil encadenó este sábado cinco días con más de 1.300 muertes diarias por la covid, con lo que el total de fallecidos se acerca a los 255.000, en momentos en que la pandemia tiene semiparalizado al país debido a la intensidad de una segunda ola más virulenta, informó el Gobierno.

Brasil, uno de los países más azotados por el virus, registró 1.386 decesos en las últimas 24 horas y sumó un total de 254.221 muertes, según el boletín divulgado hoy por el Ministerio de Salud.

En los últimos cinco días el número de fallecimientos ha permanecido por encima de los 1.300: 1.386 el martes, 1.428 el miércoles, 1.541 el jueves, 1.337 el viernes y 1.386 este sábado.

El número de contagios también se mantiene alto y desde la víspera se han registrado 61.302 nuevos contagios con lo que el total de infectados en el país ya asciende a 10.517.232.

Desde hace más de un mes, el promedio de muertes por covid en el país sobrepasa los 1.000 diarios y el de contagios se sitúa cerca de los 50.000, cifras que tienen en estado crítico a medio país, pues el sistema de salud de 13 de los 27 estados amenaza con colapsar y las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) están a punto de desbordar su capacidad.

En las regiones más afectadas, que se han visto obligadas a endurecer las medidas de restricción, predominan los toques de queda nocturnos y el cierre de comercios.

Las cifras confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como el segundo país del mundo con mayor número de muertos, después de Estados Unidos, y el tercero con más contagios, detrás del país norteamericano e India.

Con el aumento de las muertes y los casos este sábado, la tasa de mortalidad de la enfermedad en el país llegó a 121 fallecidos por cada 100.000 habitantes, mientras que la de incidencia subió a 5.004 infectados cada 100.000 habitantes. La tasa de letalidad de la enfermedad en Brasil se mantuvo en el 2,4 % del total de la población.

No obstante, del total de contagiados, 9.386.440 personas ya están recuperadas, lo que corresponde al 89,2 % de los infectados, mientras que otras 876.571 siguen bajo acompañamiento médico (8,38 % del total).